Developer Timeline 1996-2016

pope-john-paul-ii-and-fidel-castro-watching-time

Hace unos meses intenté convencer a algunos desarrolladores de que necesitaban aprender Git. Algo que desde mi perspectiva parecía obvio y urgente se tornó, pese a mis esfuerzos por argumentarlo, en imposible. Desde entonces he estado dándole vueltas al tema de la obsolescencia de las herramientas, técnicas y servicios que los desarrolladores usamos a diario y a como alternamos entre lo malo conocido y el hype del momento.

Esto me llevó a pensar en cómo “de-mostrar” a determinados perfiles técnicos de la necesidad de actualizarse, lo cual me condujo a confeccionar una “línea de tiempo” o mapa de tecnologías y herramientas de desarrollo .NET para poder observar el avance en determinados ámbitos como el control de versiones de código.

Gracias al intercambio de ideas de los Meetups en SwCraftersCLM y los ánimos que me han dado desde esta comunidad para publicar el “timeline de desarrollo”, he terminado una versión 1.0 que he colgado en Google Sheets para uso y adaptación de otros equipos de desarrollo, incluso de otros stacks tecnológicos. O aprovechando que acabamos el año, para pararse a pensar qué aprender en 2017.

El Excel es el siguiente: Developer Timeline 1996-2016

¿Para qué sirve?

La idea es poder usar la hoja como herramienta de 4 formas diferentes para varios objetivos:

  1. Para poder revisar en qué punto estamos de actualización técnica y ayudarnos a decidir si aprender o no una tecnología en concreto.
  2. En grupos de desarrollo. Para poder argumentar con datos objetivos frente a nuestros compañeros sobre la necesidad, o no, de reciclarnos tecnológicamente. Como mínimo debería facilitar el diálogo sin caer en el flame.
  3. En charlas. Para poder hacer una introducción simpática para todos los públicos sobre determinadas tecnologías como Core o SharePoint Framework añadiendo un contexto tecnológico más amplio que facilite el entendimiento de los problemas que resuelve.
  4. En organizaciones. Para poder establecer el nivel de actualización de una organización (la nuestra u otras) de una forma más o menos objetiva. En última instancia podría ayudarnos a decidir si embarcar en una empresa o desembarcar de la actual.

¿Qué contiene?

La hoja contiene varias categorías (eje vertical) y eventos relevantes para cada una de las categorías, repartidos por año (eje horizontal).

Me pareció adecuado empezar en 1996 por tener un intervalo amplio y “redondo”: 1996-2016. El año 1996 sirve además para poder establecer una línea base de “desarrollo viejuno”.

La información que contiene está orientada por mi experiencia y entornos de trabajo a lo largo de los años por lo que hay bastante de Microsoft, pero he tratado de mantenerlo flexible para poder adaptarlo a otros entornos aglutinando la mayoría de elementos específicos de Microsoft en su propia categoría.

Sobre las categorías, los datos y la selección

Hay muchos elementos que podría haber metido pero que finalmente he eliminado por claridad (versiones, irrelevancia…) y simplicidad.

Muchas fechas son aproximadas y en algunos casos discutibles. En general he tratado de tomar las más importantes como por ejemplo productos release en lugar de beta.

Hay bastante tecnología Microsoft debido a mi propio background y el público al que lo he enfocado, pero he tratado de mantenerlo flexible para otros stacks.

Este documento no pretende ser canónico, sino una herramienta ilustrativa de la evolución y periodos que vivimos los desarrolladores de software. Está pensado para ser modificado de forma sencilla por lo que he desistido (de momento) de hacer un gráfico SVG interactivo con D3 y JSON.

Las categorías en que he agrupado los eventos son las siguientes:

  1. Papas: Los papas de la Iglesia Católica Apostólica y Romana que hemos tenido desde el 96. Me parece interesante mostrar que hasta las organizaciones más antiguas y tradicionales experimentan más cambios que algunas personas o empresas.
  2. Efemérides: Evento de relevancia nacional o mundial. Permite replantearse la cantidad de tiempo que ha pasado entre tecnologías y los grandes cambios que han sucedido en la sociedad.
  3. Películas: Estrenos de cada año. Me parece un detalle simpático para tratar de poner en contexto el tiempo que ha pasado, en particular entre fans de Marvel como yo, y la cantidad de proyectos que pueden llevarse a cabo en 5 o 10 años.
  4. JavaScript: Aun hay gente que no quiere saber nada de JavaScript o quiere quedarse en la versión del ’99. Visibilizar la cantidad de hitos que ha tenido debería facilitar el NO poder ignorarlo.
  5. Autenticación y Autorización: Todavía tengo que explicar las diferencias entre autorizar y autenticar. En el panorama actual y dado que es necesario conocer estos temas para realizar cualquier aplicación moderna, me parece grave y por eso le he dado su propia categoría.
  6. Servicios web: Esta categoría trata de servicios web y trata de poner de manifiesto que la diferencia entre SOAP y REST en realidad son pequeñas y que deberíamos mirar más allá del hype al evaluarlas. También pone en el mapa los webhooks, que parece que son grandes desconocidos a pesar de su utilidad y antigüedad.
  7. Formatos de datos: Me pareció apropiado añadir esta categoría tras la de servicios web para señalar que son dos cosas independientes y que ya va siendo hora de aprender a usar JSON. O usar Markdown en lugar de HTML en según que contextos.
  8. Front End: Esta categoría podría ser una hoja aparte, pero he tratado de incluir estándares de facto y orientarme a desarrolladores back o full stack. He añadido asteriscos a temas de W3C para recordar que… “es complicado” asegurar en qué estado están.
  9. Gestión de código: Esta es la razón por la que comencé a confeccionar el Excel y por eso tiene un componente “fuerte” de productos Microsoft, pero dejando claro que el estándar a día de hoy es Git. De hecho, es importante mencionar que Microsoft lleva años migrado todo su código abierto a Github.
  10. Servicios de terceros: Incluyo una lista de servicios de terceros relevantes para perfiles técnicos. Estos deberían contrastar con la antigüedad de algunas de las herramientas de algunos técnicos. Si, por ejemplo, alguien usa Dropbox (2008) o Google Drive (2012), no podrá argumentar que Git es demasiado moderno (2005).
  11. Microsoft Stack: categoría específica para los que usan el stack de Microsoft, por lo que en adaptaciones a otras empresas debería adaptarse. El “baseline” es Outlook porque me pone nervioso ver que no se sabe usar a nivel básico (carpetas, convocatorias, respuestas automáticas…) y es una herramienta que todos usamos a diario para trabajar en empresas, en particular con el stack Microsoft.
  12. S.O.: Sistemas operativos desde el ’96. Con especial detalle en el ámbito Windows, claro. Porque todavía hay quien quiere volver a W7 por pura resistencia al cambio.
  13. Dispositivos Móviles: He tratado de sintetizar el panorama en dispositivos móviles. Al estar tan unidos hardware y software he mezclado ambos elementos. Evidentemente Windows Phone/Mobile se queda fuera.
  14. Lenguajes: Es interesante ver que los lenguajes de back-end son bastante estables, pero no inmutables.
  15. Entorno de ejecución: Parece que todo es alguna variedad de la máquina virtual de Java o el que tiene que funcionar sobre el CLR de .NET y no solo no es así, sino que el panorama parece que va a cambiar cada vez más. Estuve tentado de introducir Docker también, pero los contenedores son otra historia y aun me parece pronto para añadirlos, quizá el año que viene o quizá en otra categoría de DevOps.

Como nota curiosa no he notado nada interesante en 2003 pero si muchos eventos importantes en 2009: el embrión de Azure y Office 365 (BPOS), Android 2.0 (la primera versión buena), Windows 7 (el más querido), ECMAScript 5 (el JavaScript de la nueva web), Bitcoin (y la explosión del blockchain), GO (del que Javier nos dará una charla pronto) y Node JS (¿el nuevo Java/PHP?) del que vimos como se usaba en producción en las Lambdas del AWS de BrainSINS en el último Meetup.

En resumen

Como decía el personaje de Will McAvoy en The Newsroom: El primer paso para resolver un problema es reconocer que hay uno (minuto 5:00, pero el speech completo es impresionante).

Mi intención inicial era mostrar como Git es una herramienta indispensable para el desarrollador de .NET de hoy, comparándola con eventos relevantes del pasado reciente de forma objetiva y amigable.

Aunque parece que he conseguido construir esa herramienta, creo que he generado algo más potente, una especie de minicuadrante de Gartner del desarrollador .NET (y en general) que podría servir para animar a algunos técnicos a reciclarse, y que me ha ayudado a ampliar mi visión estratégica para 2017 así como a mejorar mi planteamiento como arquitecto de soluciones y líder técnico. O como mínimo me ha aclarado panorama bastante ahora que parece que todos andamos perdidos de stack en stack y de framework en framework especialmente en el mundo Microsoft.

Para terminar

Al revisar mis propios artículos me parece reconocer que en el universo Microsoft, 2016 es una repetición de 2012. Da para otro artículo, pero si estás más o menos al día creo que podrás ver las semejanzas entre el panorama actual (Azure, Office 365, Hololens, ARM, Open Source…) y el que describí en 2012 en: El desembarco de Normandía.

Y si te ha interesado este artículo, es muy probable que te interesen mis artículos: Breve historia del desarrollo de software de 2012 y mi predicción sobre el futuro de Blackberry, iPhone y Palm en 2007: La muerte de Blackberry.

Anuncios

Joylent: comida de repuesto

WP_20150720_002

Antes de que esto se vuelva completamente mainstream (si no lo es ya) voy a aprovechar para comentar algo sobre este alimento de repuesto que empecé a consumir en Mayo.

Joylent es un batido sustitutivo de las comidas, un invento que al parecer existe desde hace bastantes años (Herbalife por ejemplo tiene uno) y que se está poniendo de moda desde Silicon Valley.

Lo compré por las mismas razones que otros muchos: no tengo demasiado tiempo para comprar y cocinar, tiendo a comer mal y en demasiada cantidad si tengo ocasión y además me gusta probar cosas nuevas.

Estoy usando el batido para sustituir algunas comidas y cenas y ahorrar tiempo en momentos puntuales. Ni me planteo consumir únicamente esto, ni creo que sea demasiado sano, pero la alternativa (comer mucho y mal y perder tiempo en el proceso) es bastante peor. Nótese que he hecho dos pedidos porque estoy satisfecho con el producto y responde a mis expectativas.

En cuanto al producto apenas tiene sabor, está muy próximo a los polvos de avena que a otra cosa lo que puede ser un problema si lo que se pretende es consumirlos diariamente a todas horas. Al menos yo creo que podría llegar a aborrecerlos.

La preparación es muy simple y rápida por lo que se puede llevar el mezclador con la cantidad lista para solo tener que añadir agua. En cierto modo es como ser un bebé: llevas la leche de fórmula en un bote y solo necesitas agua para tener la comida lista.

En mi trabajo lo llamo de forma humorística “comida de consultor informático” porque en el sector de las TI andamos con poco tiempo y destinados en clientes que no siempre tienen instalaciones adecuadas para subcontratar seres humanos.

Y como última nota, hablando con un conocido que trabaja en Herbalife, parece que este tipo de productos son opciones interesantes para evitar la malnutrición en determinados grupos sociales, países o lugares con catástrofes o conflictos así que quizá sí sea la comida del futuro.

Libro: La paradoja del tiempo

Título: La paradoja del tiempo
Autor: Philip Zimbardo y John Boyd
Editorial: Paidós Ibérica

Philip Zimbardo es uno de mis psicólogos favoritos, pero además es un buen hombre y sobre todo un hombre práctico. Y esta obra, en la que toma parte, demuestra hasta que punto está comprometido con mejorar el mundo y la vida de la gente de una manera práctica.

La paradoja del tiempo” contiene trabajo de varias décadas y de varios autores, lo que en principio debería convertir el libro en un sesudo peñazo de tropecientas páginas, pero no es el caso. Y por otra parte los autores no se limitan a hablar de teorías y datos sino que tratan de que el lector ponga en práctica ciertas prácticas para su propio beneficio, como si se tratase de un libro de autoayuda.

Así que nos encontramos ante un raro ejemplar de libro de autoayuda que ha requerido del trabajo de un equipo de psicólogos durante décadas, y que hablan de la perspectiva temporal y su influencia en las personas y las sociedades. Quizá por eso creo que puedo decir que este libro ha cambiado mi vida… o al menos la manera en que veo la vida. Y desde luego me ha dado un buen montón de cosas en que pensar sobre como funciona el mundo, muchas de ellas tremendamente útiles en un entorno laboral, social y político como el actual. Quizá la mejor banda sonora para acompañar este libro fuese el Radical Notion de Hans Zimmer, escrita para la película Inception.

Para quien quiera saber algo más sobre el libro, al margen de las citas que pongo más adelante, creo que podríamos decir que “La paradoja del tiempo” propone la existencia de un elemento hasta ahora ignorado y muy determinante en la manera en que las personas se comportan, sienten y piensan. Ese elemento es la perspectiva temporal (presente, pasada y futura, en sus vertientes digamos positivas y negativas) que hace que la gente se enfoque en determinados temas más que en otros, comprenda o no cosas como las consecuencias de sus propios actos y dificulta la comunicación entre personas. Pero no se queda ahí, sino que menciona las consecuencias concretas y reales de determinadas perspectivas en ámbitos sociales como por ejemplo en las políticas penitenciarias o las campañas de prevención de embarazo o las campañas de salud. En todo momento resulta convincente y sin realizar aspavientos ni trucos narrativos de ninguna clase.

Por lo tanto, si quieres aprender a ser más feliz, ver el mundo con otros ojos y quizá hacer algo mejor la vida de los demás, deberías leer este libro. Además es la primera vez que un libro de psicología y autoayuda, me recomienda beber para se feliz, y eso merece que considere a esta peculiar obra como absolutamente brillante.

A continuación, y antes de las citas interesantes, un vídeo resumen de la gente de RSA, explicando muy burdamente el libro en base a una charla del propio Zimbardo en TED. Ah por cierto, hay un test online del libro que nos indica nuestra orientación temporal.

Y al fin, las citas que me han parecido interesantes:

[Tras la revolución industrial pasamos] de una economía basada en acontecimientos y en productos a una economía basada en el tiempo, en la que cobramos por unidad vendida, si el trabajo es por hora, o una cantidad global si somos asalariados.

-o-

El psicólogo austríaco Alfred Adler creía que el primer recuerdo de una persona era una ventana al resto de su vida. […] Usaba esos recuerdos para endender su presente. Adler solo estaba levemente interesado en la veracidad de esos recuerdos porque, en general, no podía confirmarlos o rechazarlos a falta de pruebas independientes. Para Adler, lo que la persona creía que era verdad era más importante que la verdad objetiva en sí.

-o-

[Zimbardo] Pocos chicos de mi barrio iban a la universidad; en cuanto acababan la secundaria, la mayoría de ellos se ponían a trabajar a cambio de un sueldo bajo. Puesto que esos trabajos eran muy aburridos, los fines de semana eran para salir de juerga, actuar de manera temeraria y vivir como si el lunes nunca fuera a llegar.

-o-

Fluir es formar parte del proceso de lo que estamos haceindo. Cuando nos dejamos llevar por el fluir no nos concentramos en el producto del proceso que seguimos. Cuando nos preocupamos por el producto, pensamos en cómo será juzgado y evaluado, si será aceptado o rechazado. Entra en juego nuestro ego. Y estas preocupaciones pueden afectar y perturbar el proceso de crear nuevas ideas, nuevas visiones y nuevos productos.

-o-

[Sobre un experimento] Estas conclusiones indican que la creatividad aumenta cuando se anima a las personas a centrarse en el proceso creativo, sobre todo si son personas orientadas al presente, mientras que los resultados con mejor técnica los obtienen las personas orientadas al futuro y que saben que sus productos van a ser evaluados.

-o-

[…] Las condiciones del entorno contribuyen a transformar a los bebés orientados al presente en adultos orientados al futuro […] Vivir en una zona templada. Vivir en una familia, una sociedad y un país estables. Ser protestante (o judío). Seguir estudios. Ser un adulto joven o de mediana edad. Tener empleo. Usar tecnolgía con frecuencia. Tener éxito. Tener modelos orientados al futuro. Recuperarse de una enfermedad en la infancia.

-o-

Las personas orientadas al futuro no buscan la novedad y, en general, no son depresívas. También mienten pocom a diferencia de las personas con las perspectivas temporales hedonista, fatalista y pasada negativa, que son significantemente más dadas a mentir. Y es que una persona no tiene por qué mentir si es fiel a sus promesas.

-o-

Nosotros [los autores] creemos que el bien común no es una cuestión moral, sino una cuestión relacionada con la perspectiva temporal. Adoptar una orientación muy centrada en el presente para obtener unos beneficios inmediatos no es egoísmo; es simplemente la forma de pensar de todas las personas orientadas al presente. Los trabajadores orientados al futuro también desean ganar tanto como como puedan, pero su perspectiva temporal los lleva a valorar más los beneficios a largo plazo porque pueden preveer que, en el futuro, los intentos de maximizar los beneficios a corto plazo tendrán conscuencias negativas.

-o-

David Eagleman, un investigador de Huston, diseñó un ingenioso test […] en el que pedía a los sujetos que leyeran unos números digitales que aparecían con mucha rapidez en una pantalla. Descubrió que cuando los sujetos estaban relajados, la mayoría de ellos no podían leer los números porque aparecían con demasiada rapidez. En cambio, los sujetos que se hallaban en caída libre durante un salto de puenting sí podían leer los números. El puenting […] centraba en el presente todos los recursos mentales. El aumento resultante del poder mental permitía la lectura de unos números que antes eran indistinguibles.
El miedo y la excitación aumentan la conciencia presente […]

-o-

[Una tabla nos enumera elementos clave en la felicidad según nuestra orientación temporal]
[Pasada] Expresar gratitud. Evitar pensar demasiado y cavilar. Aprender a perdonad.
[Presente] Actuar con generosidad. Cultivar las relaciones. Aumentar las experiencias de flujo. Saborear las alegrías de la vida. Cuidar la mente (meditación).
[Futura] Cultivar el optimismo. Desarrollar estragegias de afrontamiento. Fijar y perseguir metas en la vida. Cuidar el cuerpo (ejercicio).
[Futura trascendental] Practicar religión o cultivar espiritualidad.

-o-

Puede que mejorar la atención parezca sencillo, pero como bien sabe nuestro aprendiz, puede ser muy difícil. Los monjes no tardan años en dominar la atención porque sean lentos. Tardan años porque es muy difícil conseguirlo. Pero ¿tan difícil es? Bien, una técnica sencilla relacionada con la atención es tocar el marco de una puerta cada vez que pasemos por ella. Cuando lo hagamos, concentrémonos en ese momento presente, en sus imágenes, sonidos y olores, y en la puerta de experiencia que se acaba de abrir antes nosotros. Este hábito nos puede ayudar a mantenernos plenamente en el presente y a que nos abramos a experimentar la felicidad más plenamente.

-o-

Adoptar una perspectiva a corto plazo no sirve a los intereses a largo plazo de la buena salud empresarial o del bienestar económico del país. Un capitalismo con verdadero éxito se dedicaría a crear negocios rentables que sirvieran a las necesidades de la sociedad y de sus miembros durante generaciones, no durante trimestres. El capitalismo basado en la codicia es interesado y trata a los demás y al medio ambiente como si fueran prescindibles. Se convierte en una especie de maldad administrativa donde las previsiones de beneficios son fines que justifican los medios inmorales por los que se logran; es un método basado en el “todo vale”, siempre que los asesores legales de la empresa lo puedan racionalizar.

-o-

[Hablando del sistema educativo, y mencionando a Horace Mann y el sistema educativo prusiano que luego aplicó Everett en los EEUU] Cuando entran en la escuela, la mayoría de los niños pasan de vivir con un régimen libre, que les permite jugar y pensar como quieran, a tener un enseñante, un horario de clases y trabajo. Los horarios y el tiempo empiezan a regir su vida. Aprenden que retrasarse está mal, que solo tienen algún rato para divertirse, que el recreo sólo dura 20 minutos y que por muy deprisa o muy despacio que trabajen, no pueden evitar los días, las semanas, los meses y los años de escolarización. Se trata de pura y simple reglamentación y la escuela los prepara para que se pasen la vida en una fábrica. Hasta qué punto los prepara bien para loa vida fuera de las fábricas u, hoy, para una sociedad prácticamente sin fábricas, ya es otra historia.
La principal función de nuestro sistema educativo es domesticar a los niños y a su perspectiva temporal presente hedonista, y transformarlos en adultos orientados al futuro dispuestos a ocupar su lugar en la línea de producción de la fábrica.

Como conseguir tiempo para tus metas personales

Me gusta Zenhabits, tiene una buena cantidad de artículos interesantes sobre la vida y las metas personales, pero este que traduzco a continuación me ha gustado especialmente. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

“Los obstáculos son esas horribles cosas que ves cuando desvías la mirada de tu meta”. -Henry Ford

Uno de los mayores desafíos al tratar de cumplir alguna meta personal es que tendemos a postergarlas hasta mañana, o la semana que viene, en favor de otros asuntos mas acuciantes en el trabajo y en casa.

Desgraciadamente, el mañana nunca llega.

Si quieres cumplir una meta, tienes que empezar con ella hoy. Encontrar el tiempo para dar los pasos necesarios es el problema, por supuesto, mientras llevamos vidas ocupadas y complicadas, y cuando tenemos tiempo, estamos demasiado cansados para hacer cualquier cosa que requiera energía o pensar. Buscamos vegetar en frente de la televisión, o echar una siesta.

¿Así que como encontrar el tiempo para tus metas personales? Eso es lo que el lector Trin preguntó recientemente.

¿Como consigues hacer tiempo? No estoy seguro de donde empezar con mis propias metas, ya que siento que tengo que sacrificar algo importante para cuidarme. Me encantaría conocer tu opinión como padre de 6 niños ¿Qué actividades fueron eliminadas de tu vida diaria para meter tus metas personales?

No puedo darte una respuesta fácil. No hay un solo y pequeño truco que pueda darte para encontrar enormes reservas de tiempo donde puedas perseguir todas las metas con las que hayas soñado. Requiere trabajo, requiere compromiso, requiriere motivación… pero puede hacerse, sin duda. Yo lo hice –a pesar de estar casado, con seis niños, y teniendo dos trabajos hasta hace poco, encontré tiempo para entrenar para una maratón, para trabajar en eliminar mis deudas, para comer más sano, para eliminar el desorden y ser organizado, para levantarme temprano, y mas.

¿Cómo lo hice? De nuevo, no hubo un solo paso que lo llevase todo a cabo por mi, sino una serie de ellos que añadieron tiempo sobrante.

1.- Una meta cada vez. A menudo el problema es que intentamos alcanzar demasiadas metas a la vez. Tenemos una lista de cosas que intentamos realizar, abarcando el espectro: desde jardinería a aprender italiano o ponerse en forma. Puede ser abrumador, y por ello nunca empezamos. O en cambio, puede que empecemos llenos de energía, para después quedarnos sin ella rápidamente, por la extrema dificultad de mantener la concentración y la energía (los dos ingredientes clave para cumplir una meta) para demasiados metas a la vez. Incluso tener dos metas a la vez resulta difícil, si no estás en piloto automático para una de ellas. Por ahora céntrate en una sola meta cada vez. Cuando estés en piloto automático para una, puedes ir a por la siguiente. Calcula al menos un mes para cada meta.

2.- Asegúrate de que realmente lo deseas. No es suficiente con decir, “estaría bien aprender francés” o “molaría hacer yoga todas las mañanas”. Tiene que ser algo que realmente desees. Pregúntate a ti mismo por qué quieres alcanzar una meta, y cuanto lo deseas. Conoce tus motivaciones. Es importante hacerlo pronto o no conseguirás tiempo para ella.

3.- Conviértela en tu mayor prioridad.
Todos tenemos multitud de cosas en las que concentrarnos en nuestras vidas, desde la escuela o el trabajo, a la familia o los recados, o varias metas, o compromisos y aficiones o actividades cívicas. Si nos concentramos en todas esas metas antes que en Nuestra Meta, nunca encontraremos tiempo para ella. Solo hay una cantidad limitada de tiempo en un día. En algún momento, tenemos que priorizar y si hacemos de nuestra meta nuestra mayor prioridad, le conseguiremos el tiempo.

4.- Reduce tus compromisos. Soy un gran fan de simplificar la vida –y una de las primeras cosas que deberías hacer cuando la simplifiques es hacer una lista corta de las 4-5 cosas que son más importantes para ti, para las que quieres conseguir tiempo, que amas y te dan alegría. Ya he dicho esto antes pero por dar un ejemplo, mis cosas importantes: son pasar tiempo con mi familia, escribir, leer y correr. Todo lo demás es no esencial. Una vez que has hecho tu lista, deberías reducir algunos de los compromisos no esenciales. ¿Ser miembro del club Harley-Davidson ya no te hace sentir alegre y realizado? Dimite elegantemente. Si reduces al menos algunos compromisos, tendrás espacio en tu vida para las cosas que quieres hacer –incluyendo tus metas personales.

5.- Mantenlo simple. Es importante no hacer tus metas demasiado complicadas. No quieres tener una enorme lista de cosas por hacer para cumplir tu meta. Te verás abrumado. En lugar de eso, concéntrate en una pequeña sub-meta que te lleve hacia una meta mayor. Si tienes como meta invertir para la jubilación, por ejemplo, haz tu primera meta simplemente aprender lo que necesitas saber sobre inversiones. Haz tu segunda meta abrir las cuentas necesarias y transferirles dinero. Después haz de tu meta el hacer ingresos automáticos y regulares y no tocarlos. Otra aproximación es concentrarse primero en crear un hábito que te lleve a tu meta. Si tu meta es ponerte en forma, por ejemplo, céntrate en formar el habito de caminar cada día (o correr, o hacer bicicleta, o lo que sea). Una vez que has formado el hábito, concéntrate en beber solo agua. Después en comer frutas y verduras en vez de tomar aperitivos (comida basura). Y así hasta que hayas alcanzado tu meta.

6.- Mantente centrado. Una de las cosas más difíciles a la hora de alcanzar metas es mantener la concentración en la meta. Es fácil obsesionarse con algo más, y cuando perdemos la concentración, en seguida dejamos de conseguir tiempo para la meta. En lugar de eso, encuentra maneras de mantener la concentración. Pon un póster en la pared, o una impresión en la nevera, o haz de tu meta el fondo de pantalla de tu ordenador. Envíate recordatorios diarios. Coméntalo con los demás, en la vida real, en tu bitácora, y haz que te pregunten sobre ella diariamente.

7.- Reserva tiempo. Bien, este es un paso crucial. Puede que deba ser el número uno de la lista, pero siento que es importante poner las bases con los pasos anteriores. Pero una vez que has puesto esas bases, debes reservar tiempo para trabajar en tu meta. Cualquiera que sea el mejor momento para ti –la primera cosa por la mañana, almuerzo, media tarde, después de trabajar, por la noche. Intenta programar un momento en el que no seas interrumpido por otras cosas “urgentes” (reuniones, llamadas, niños, etc.) y cuando tengas buena energía. Para mi eso es en la mañana, y media tarde es el momento cuando otras cosas llegan para interrumpir tu programa (especialmente cuando trabajo en una oficina) y por a última hora de la tarde (justo después del trabajo para la mayoría de la gente) tiendo a estar un poco cansado. Tienes que encontrar el momento y el tiempo correctos. Designa no menos de 30 minutos, aunque en realidad una hora es mucho, mucho mejor. Dos horas no es algo factible para la mayoría, pero tu programa podría ser diferente.

8.- Conviértelo en tu cita más importante. Ese tiempo reservado que programaste tiene que tener la mayor prioridad. Hay citas que tomamos en serio – una cita con el doctor, o una reunión importante – y haremos todo lo posible para asegurarnos de acudir y no llegar tarde a ellas. “Lo siento, tengo una cita con el doctor a esa hora – no puedo coger el teléfono hasta un par de horas después”. Pero cuando se trata del tiempo en el que trabajamos para nuestras metas personales, normalmente lo dejamos de lado por otras presiones. No dejes que eso pase. Convierte en sacrosanto ese bloque de tiempo en tu agenda y nunca dejes que sea violado.

9.- Muestra que vas en serio. Comprométete. Coméntale tu meta a tanta gente como sea posible y sobre el sacrosanto tiempo programado a ella. Escribe sobre tu meta, y se específico. Piensa en los obstáculos y escribe sobre tu estrategia para afrontarlos. El plan muestra que vas en serio.

10.- Encuentra los malgastadores de tiempo. En la vida de cada persona, hay cosas que pueden ser fácilmente eliminadas sin que representen una diferencia. Cosas que gastan nuestro tiempo sin reportar mucho beneficio. Cosas como la televisión, los videojuegos, tonterías graciosas de Internet, ir de bares, etc. Si puedes identificar esos malgastadores de tiempo puedes liberar tiempo para trabajar en tus metas. Recuerda, si no está en tu lista (ver punto número 4 más arriba), puedes eliminarlo.

11.- Hazlo parte de tu rutina diaria. Esto es importante para mantener el camino a la meta por un largo período de tiempo. Si es una meta que puedes completar en una semana, no necesitas dar este paso. Pero la mayoría de metas que importan son aquellas que necesitan tiempo para completarse, y para ello, necesitarás hacerlas parte de tu rutina. Algunas metas necesitarán ser diarias –esto es, beber agua, o el hacer ejercicio, o quizá eliminar el desorden. Encuentra tiempo en tu rutina diaria donde siempre realices esta actividad, y no te permitas descartarla. Ponla a continuación de algo que ya esté firmemente arraigado en tu rutina –como ducharse o lavarse los dientes, o ir a trabajar- así no lo olvidarás. Para otras metas, una programación semanal podría ser mejor –por ejemplo hacer ingresos semanales o pagar deudas, o una clase semanal de yoga- pon esto en tu calendario y envíate un recordatorio para no olvidarlo.

“No lo intentes. Hazlo o no lo hagas. Pero no lo intentes.” – Yoda en El Imperio Contraataca.

Extraído de ZenHabits y traducido por este humilde servidor.

Esta traducción tiene las mismas restricciones de “uncopyright” que el original. Así que si quieres usarla, puedes hacerlo libremente, aunque agradecería una referencia a esta bitácora.