Libro: Sapiens. De animales a dioses.

sapiens

Título: Sapiens. De animales a dioses. Una breve historia de la humanidad
Autor: Yuval Noah Harari
Editorial: Debate

Recuerdo haber visto recomendaciones sobre este libro en varios sitios y por diferentes personas. Las suficientes como para resultarme atractivo. Y pensando en que sería un libro parecido a “Una breve historia de casi todo” de Bill Brison, “La cuchara menguante” de Sam Kean, o “La historia del mundo en 100 objetos” de Neil MacGregor,  lo compré con idea de tener entretenimiento para varias semanas.

Sin embargo, me he encontrado con algo más interesante. No se trata de una breve historia de la humanidad, sino de una visión alternativa a la historia que se suele contar sobre la evolución de la humanidad y la cultura. Esta visión alternativa puede llegar a ser interesante, incómoda u ofensiva dependiendo de quien lo lea y muchos de los puntos de vista que expone pueden resultar extraños o extravagantes para mucha gente. Esto último lo sé porque yo mismo he mantenido opiniones similares acerca de varios de los temas del libro durante años y siempre se han sido considerados radicales. Quizá ahora que alguien ha escrito un best seller bien trabajado al respecto, empiecen a convertirse en ideas mainstream, pero no sé si eso es algo bueno o malo.

Probablemente las ideas más interesantes que he sacado del libro han sido: 1) que la humanidad solo puede ser efectiva si comparte fantasías comunes como los derechos humanos, la democracia o el capitalismo. Y 2) que la única forma en que la humanidad evoluciona y “mejora” es colaborando de forma más efectiva en grupos cada vez mayores. La primera idea es una bofetada a varios niveles para cualquier persona moderna criada en los valores de occidente, la segunda es una idea que permite pensar de nuevas formas sobre todo tipo de temas.

De todos modos, aunque el libro es muy entretenido y en general estoy de acuerdo con las conclusiones, hay bastantes puntos de la argumentación que me parecen forzados o retorcidos para apoyar las ideas del autor. En algunos casos, por ejemplo, usa correlaciones para señalar causalidad, en otros usa las fuerzas capitalistas para explicar (a mi juicio) de manera simplista todas las expediciones marítimas desde Colón y me parece que, aunque la narrativa que ofrece es muy entretenida, mezcla tanto datos reales como deseos para sostener lo que dice, lo que resta credibilidad al libro.

Dicho esto, sigo pensando que es un libro muy entretenido con ideas poderosas e interesantes y que bien merece una lectura si te interesa la historia, la humanidad y el futuro. No creo que compre la segunda parte “Homo Deus” porque no veo qué puede aportar sobre las novelas de ciencia ficción, pero quizá busque alguna obra anterior y tendré en cuenta nuevos libros del autor.

Dado que el libro está narrado hilvanando ideas simples y normales en ideas complejas y radicales, no he visto nada citable de corta extensión, pero creo que merece la pena recomendar algunos libros comentados anteriormente en el blog que creo que pueden aportar algo antes o después de leer este libro. La lista es larga, pero creo que eso ayuda a entender la gran extensión de temática de este libro y el que no me haya cogido tan de sorpresa. Ahí va, categorizados en 4 grandes categorías:

  1. Pasado
    1. La historia del mundo en 100 objetos
    2. 1177 a.C
    3. Sociedad y cultura en la antigua Mesopotamia
    4. Innovación y tradición. Historia de la tecnología moderna
    5. El sueño del neandertal
    6. El príncipe
    7. El plan maestro
    8. El fantasma del ingeniero asesinado
  2. Mente, individuo y modelos mentales
    1. Pensar rápido, pensar despacio
    2. No pienses en un elefante
    3. El hombre en busca de sentido
    4. Las grandes revoluciones del management
    5. Capitalismo caníbal
    6. Antifrágil
    7. La tabla rasa
  3. Futuro
    1. Seveneves. Siete Evas (novela)
    2. Numerati
  4. Inclasificable
    1. El espejismo de Dios
    2. Trilogía Paralaje Neandertal: Híbridos, Humanos, Homínidos. (Novela)
    3. El cálculo de Dios (novela)

Libro: El cálculo de Dios

 

calculodios

Título: El cálculo de Dios

Autor: Robert J. Sawyer

Editorial: Ediciones B

De nuevo, un libro de ciencia ficción de Sawyer. Sin duda mucho más alegre y positivo que el periódico o el telediario, aunque lamentablemente de lectura contraindicada dadas mis actuales circunstancias personales (que no comentaré). Por un lado, he disfrutado con él pero debería haberlo leído hace un año, o quizá dentro de un par y habría disfrutado más.

En fin, se trata de un libro de ciencia ficción de la buena. Alienígenas, choque cultural, tecnologías exóticas… todo ello dispuesto para que Sawyer nos hable de la posibilidad de la existencia de Dios mientras nos da un buen repaso de cosmología, física y exobiología. Por supuesto, toda la historia va orientada, como era de esperar siendo el autor quien es, a explorar la civilización humana, su presente y futuro, particularmente las diferentes posibilidades a MUY largo plazo.

A pesar de todo reconozco que a Sawyer se le va un poco la pinza cuando habla de Dios, y probablemente no sea el tipo de libro que disfrute un fanático de El Espejismo de Dios o cualquier otro tipo de activista ateo (yo soy ateo del tipo vive y deja vivir), pero merece la pena leerlo por las ideas sobre la ecuación de Drake que maneja. Concretamente la idea de que uno de los parámetros de la ecuación sea el porcentaje de chalados de una sociedad y que afectaría a la posibilidad de que alguien llegase a obtener capacidad (recursos, conocimientos) para eliminar a su propia civilización. Como recordarán los interesados en la ecuación de Drake, uno de los parámetros (concretamente el parámetro L) es el tiempo que las civilizaciones sobreviven a su madurez por aquello de las armas nucleares y bacteriológicas y por tanto el porcentaje de chalados aumentaría esta posibilidad.

Otro de los temas interesantes es la idea de que las civilizaciones, una vez que alcanzan la radio, podrían emitir solo durante unos pocos siglos antes de obtener tecnología adecuada para decidir que es mejor “digitalizarse” en un mundo virtual y evitar ser descubiertos por terceros o morir de enfermedad, accidente o guerra. Por supuesto estas civilizaciones preferirían, o bien el anonimato (escondiéndose en el espacio o en el interior de su planeta), o bien podrían optar por “esterilizar” toda forma de vida cercana reventando la supernova más próxima, evitando intromisiones en sus hogares digitales.

En resumen, si no eres ateo radical, te gusta la ciencia ficción y no tienes conocidos o familiares muriendo de cáncer, este es tu libro.

Libro: El espejismo de DIOS

Libro: El espejismo de DIOS
Autor: Richard Dawkins
Editorial: Espasa

Tenía ganas de leer esta obra desde que la ví anunciada, ya que todos los libros que he leído de Dawkins me han dejado una sensación fantástica y de asombro ante la vida y la naturaleza, así como una (espero) mejor comprensión del mundo.

Dawkins es uno de los personajes públicos más identificados con la lucha contra el creacionismo, al menos originalmente y siempre lo ha hecho desde su campo de conocimiento, que es la biología evolutiva, donde transmite una pasión y asombro maravillosos. Este libro sin embargo, no versa acerca de la vida y la evolución, sino que trata de argumentar lo inútil e innecesario de la religión y lo peligrosa que es la religión organizada.

A lo largo de sus casi 400 páginas, Dawkins va discutiendo cada aspecto de la religión que se pueda imaginar y trata de establecer una visión objetiva y racional de los libros sagrados, la confrontación entre hechos y creencias, fundamentalismos, evolución del cerebro, útilidad de la fe, etcétera. En la Wikipedia hay un análisis bastante extenso y completo del libro así que no me extenderé con el contenido y seguiré con mi opinión sobre el mismo.

Siendo como soy ateo, estoy bastante de acuerdo con el discurso de Dawkins, que aunque no me ha aportado nuevos argumentos para ser ateo, si ha resultado ser una lectura muy interesante por lo completa que es como lectura de argumentación y de discusión sobre la religión. Se podría decir que se trata de un libro esencial para personas con dudas de fe, si es que no tienen miedo claro, y diría que también para agnósticos y ateos recientes ya que ayuda a profundizar en ciertas ideas. El único tema que no me acaba de convencer en el libro y que aparece a lo largo del mismo es el que señala a la religión como un peligro en si misma, y no me convence porque me viene a la cabeza el régimen ateo de Stalin y entiendo que cualquier tarado con una idea fanática (sistemas económicos, políticos, o cualquier otra) puede hacerlo tan bien sin contar con un Dios, como cualquier islamista radical con acceso a explosivos plásticos. No hace falta la religión para justificar genocidios, injusticias o supresión institucional del raciocinio y no creo que realmente sea un elemento peligroso per se, sino más bien un producto más de la degradación intelectual y social.

También me gustaría señalar que leyendo el libro, uno llega a pensar que si la religión es peligrosa en general, lo es con especial peligro y virulencia en el caso particular del Islam, algo a tener muy en cuenta si alguien está tentado de “meterse” con la religión, ya que aquí en España parece que hay obligación de atacar a la Iglesia Católica y defender al resto. Y adicionalmente me ha llamado la atención entender que el budismo, como religión, es tan reprobable como el resto, como bien señala Dawkins al comentar que las desgracias en la vida se interpretan como castigos por haber sido malvados en una “vida anterior” (imaginate si tienes un hijo con deformidades como lo tratarán).
Como curiosidad, me gustaría comentar que me ha dado cierto apuro llevar el libro en público debido a lo enorme y llamativo de la palabra “DIOS” en la cubierta, que puede interpretarse de dos maneras (pro o anti religioso) y dar lugar a miradas extrañas.

Y para terminar me gustaría recordar que hace un par de años me topé con una chica que decía ser atea, pero que realmente no lo era, algo muy común estos días, en los que mucha gente se apunta a -ismos (ateísmo, socialismo, nacionalismo…) por moda y sin tener ni idea de lo que significan (si Pablo Iglesias o Sabino Arana por ejemplo levantasen la cabeza se llevarían un susto al ver a sus “seguidores”). Y digo que ella no era atea sencillamente porque temía a la muerte, y temía “lo que había después” sin poder llegar a expresar más. Algo claramente supersticioso e incompatible con el ateismo.

Lamentablemente esta persona no era capaz de comprender esa incompatibilidad pero me permitió darme cuenta de que incluso en un grupo tan supuestamente racional e independiente como el ateo, existe gente incapaz de pensar por si misma.

En fin, que se trata de un muy buen libro, aunque espero que Dawkins no se convierta en el nuevo Michael Moore o al menos que no lo tomen de manera partidaria como anti católico, ya que reparte para todas las confesiones.