Libro: Diseño y cultura, una introduducción.

Libro: Diseño y cultura, una introducción. Desde 1900 hasta la actualidad.

Editorial: GGDiseño

Autor: Penny Sparke

Debido a mi interés en el diseño de Metro (ahora Modern) que Microsoft aplica a sus productos (Windows, Windows Phone, Office, Xbox…), hace poco llegué al punto de querer saber más sobre su filosofía e historia, más de lo que cuenta la propia Microsoft. Y eso implicaba buscar algún libro sobre diseño industrial, diseño moderno, Bauhaus y 1930-1940. Dado que este libro trata precisamente de diseño en general desde 1900, parecía una apuesta segura. Pero me equivoqué.

A pesar de que el libro es en efecto una introducción histórica al diseño, me temo que trata de abarcar muchas cosas en pocas páginas y lo hace de una forma dispersa, hilando muchos datos inconexos, describiendo apenas lo que sostiene y con lo que me parecen pocos ejemplos prácticos o históricos relevantes. Tampoco me parece que haya una gran selección de imágenes o una estructura general coherente. Es como si el autor se hubiese puesto a divagar sobre diseño, sin mucho interés en hacerse entender y sin ánimo de comunicar o entretener. Tan es así que terminarlo me ha supuesto un incómodo esfuerzo.

Pero bueno, el lado positivo es que ahora tengo alguna noción adicional sobre historia del diseño, y he de decir que me recuerda, y mucho, al panorama del desarrollo de software. No en vano siempre digo que el desarrollo de software es diseño de software, y en mi rama profesional en particular hay un componente importantísimo en el aspecto de este. Así que aunque el libro no me haya servido para ahondar en el diseño de Microsoft (o ahora Google también con todo eso del flat design) sí que permite dar un vistazo a la evolución de una profesión similar a la de desarrollador: la de diseñador industrial. Al final vas relacionando a los artesanos del Art Noveau con los desarrolladores craftmanship, o el diseño industrial con las guías de diseño de las grandes factorías de software. Vas entendiendo como todo avanza poco a poco, sin sobresaltos y como todo el sistema realimenta unas partes con otras: tecnología, diseño, economía, moda… todo influye.

Recomendaría esta lectura a alguien MUY interesado en la historia del diseño, con mucho tiempo libre.

Citas de interés:

[Esto me trae a la mente los materiales de diseño de Nokia y Apple] El plástico se desarrolló como un sustituto de otras sustancias más caras, como el ámbar, el azabache y el jade, de los que había gran escasez. El aluminio, por su parte, no tuvo aplicación en el momento de su descubrimiento, y por lo tanto fue señalado como “una solución para un problema inexistente”. […] En la década de los treinta, sin embargo, ambos eran considerados por los diseñadores y los consumidores como los materiales modernos por excelencia […]. Roland Barthes escribía que “el plástico es la quintaesencia de la alquimia”.

-o-

El plástico era un material ideal para la producción en serie, y su evolución a lo largo del siglo XX estuvo estrechamente ligada a la idea del producto democratizado, hasta el punto de que, después de 1945, perdió su aura al ser considerado responsable de la aparición de objetos baratos y horteras fabricados en lugares como Hong Kong. Los plásticos tuvieron que ser rescatados y devueltos al ámbito seguro de la alta cultura por una serie de relevantes diseñadores italianos en las décadas de los cincuenta y sesenta.

-o-

[Hablando del streamline, los diseños con curvas bordes y esquinas] fue consecuencia de que en la fabricación de productos de plástico resultaba difícil extraer de los moldes las esquinas agudas. Además, las superficies sobresalientes servían para compensar la ilusión óptica de que la superficie de un producto de plástico se hundía hacia adentro.

-o-

[Algo que me recuerda a muchos desarrollos de software] En la fabricación de productos que dependían de las nuevas tecnologías para su existencia como para sus modos de fabricación, el diseño como práctica artística era menos patente en este periodo y se dejaba que fueran los ingenieros quienes determinaran la apariencia de este tipo de productos. En el caso del diseño primitivo de automóviles, por ejemplo, los ingenieros eran los responsables de la creación del chasis y de todos los elementos que debían funcionar en el producto. Todo ello había que combinarlo posteriormente con la carrocería, que era confeccionada a mano por constructores de carruajes tradicionales que, sencillamente, trasladaban sus técnicas al nuevo contexto.

-o-

En ocasiones, como ocurrió en los casos de William Morris en Inglaterra, Charles Rennie Mackintosh en Escocia, Henrry van de Velde en Bélgica, Frank Lloyd Wright en Estados Unidos y Eliel Saarinen en Finlandia, la extensión del papel del arquitecto hacia las artes decorativas y el diseño fue un resultado directo de su deseo de establecer sus hogares o los de sus familiares y de la imposibilidad de encontrar los objetos y el mobiliario adecuados para su propio entorno doméstico y personal. Para remediar este problema, empezaron a diseñar todo lo que necesitaban para sí mismos (desde tejidos a cuberterías) y a buscar la manera de fabricarlo.

-o-

De este modo, en los años 80 y la venta, los “vaqueros de diseño” (con los nombres de Vanderbilt, Armani, Versace, Calvin Klein o Donna Karan en su etiqueta) eran prendas hibridas: estandarizadas y producidas en serie, pero, al mismo tiempo, personalizadas y distinguibles de las del vulgo por estar asociadas a un diseñador concreto.

-o-

Sin embargo, la burbuja de la cultura del diseñador comenzó a estallar en la década de los 50, Cuando Vance Packard y otros empezaron a criticar a los diseñadores norteamericanos Por su papel en el proceso de obsolescencia del producto. No obstante, no fue sino hasta finales de los 60 cuando, junto a los sistemas políticos y económicos dominantes, los diseñadores empezaron a ser blanco de críticas en Europa.

-o-

Aunque la cultura del diseñador sirvió para crear una ilusión de individualismo creativo dentro del mercado de masas al ensalzar un nombre, había muchos otros diseñadores que trabajaban de manera anónima, fuera del star system. A lo largo de los años 80 y no venta, los diseñadores sintieron una creciente necesidad de trabajar en una serie de áreas comerciales nuevas, como el branding, la identidad corporativa, el software, los videojuegos, el diseño multimedia, el diseño web, la dirección de arte, el diseño de exposiciones y eventos y el marketing de estilos de vida, en las cuales se daba más importancia al trabajo en equipo y a la interdisciplinariedad que a la aportación individual.

-o-

Los defensores más optimistas del movimiento postmoderno afirmaban que no querían dejar de hacer juicios de Valor, sino más bien relajar las antiguas normas que eliminaban la posibilidad de valorar equitativamente distintos tipos de manifestaciones culturales, aunque fuera con criterios divergentes. Según sugerían, ya no se debería hablar más del “buen diseño”, sino de uno y “diseño apropiado”.

En ningún lugar tenía más importancia a este debate que en las discusiones relativas a la delicada cuestión del “justo”. Durante mucho tiempo, la división estricta entre lo que se consideraba “buen gusto” en oposición al “mal gusto” (o kitsch) el sirvió para mantener las diferencias de clase y de género dentro de las sociedades occidentales. La idea de que todos los gustos pudieran considerarse igualmente válidos, aunque diferentes, había sido un anatema para los teóricos de la escuela de Frankfurt.

-o-

Otro ejemplo de colaboración entre gobierno e industria para renovar la imagen de una población, en este caso una ciudad que una región distintiva, más que un estado guión nación, fue el de Barcelona en los años 80 en la venta. Tras la caída del régimen franquista, España inició un programa de modernización similar al emprendido por Italia casi tres décadas antes. Sin embargo, mientras que Italia había modernizado su identidad en el contexto del movimiento moderno tardío, Barcelona experimentó un proceso similar dentro de un contexto posmoderno global, posindustrial y orientado al consumo. Cataluña pretendía diferencias al del resto de España apoyándose en el antiguo prestigio de su diseño progresista y en la situación de Barcelona como centro de producción. De forma más significativa, supo entender la importancia del consumo y de satisfacer a una clase media acomodada que se había visto privada de la experiencia de “consumir modernidad” bajo el régimen franquista. La regeneración económica y cultural de Barcelona fue un proceso complejo que supuso colaboraciones públicas y privadas e innovaciones en el diseño de los productos, los entornos de venta y los espacios públicos. Fue un ejercicio concienzudo, que se benefició considerablemente de la decisión de celebrar en la ciudad los juegos olímpicos de 1992; lo que proporcionó la palanca para conseguir una renovación completa de la ciudad. Lo más importante, sin embargo, a la hora de lograr este cambio fundamental fue el impresionante ejercicio de re-branding

Anuncios

3 pensamientos en “Libro: Diseño y cultura, una introduducción.

  1. Hola! ¿Conocés algún lugar desde dónde descargar ese libro? Parece que soy ese “alguien MUY interesado en la historia del diseño” (aunque no con tanto tiempo libre, jaja). Resulta que estoy buscando libros buenos de diseño, y la editorial GG es especialista en ello. Ese en especial me llama la atención… si sabés dónde puedo conseguirlo, me encantaría que me lo digas. Abrazooo!!!

    • Hola Gise, me temo que el libro lo tomé prestado en la biblioteca de Castilla la Mancha, así que imagino que tendrás que pedirlo en la biblioteca de tu barrio o comprarlo en una librería. Me apunto lo de la editorial, a ver qué más encuentro, pero si tienes alguna recomendación, estaré encantado de leerla. 😀

      • Mmmm… yo soy de la rama de diseño interior, gráfica e indumentaria… sobre diseño web y esas cosas aún no me interiorizo mucho, la verdad, así que desconozco. Pero si lo que te gusta es el diseño, en general, a mí me fascina el diseñador Bruno Munari, me parece que sus conceptos son muy acertados. El libro “comunicación visual” y “cómo nacen los objetos” son realmente fascinantes… o al menos, a mí me han servido muchísimo.
        Gracias por contestar mi comentario!!
        Abrazooo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s