El desembarco de Normandía

Hace tiempo que sostengo que lo que está haciendo Microsoft este año (2012) es el equivalente empresarial y tecnológico al desembarco de Normandía, el mayor desembarco anfibio de la historia, donde las tropas aliadas liberaron la Francia ocupada, como inicio un avance por Europa que acabó con la toma de Berlín. Y es que Microsoft está moviendo una formidable cantidad de recursos para entrar en dominios que hasta el momento han sido controlados sin oposición por sus rivales: Google (web apps), Apple (móviles y tablets) y Amazon (proceso y almacenamiento en la nube)

Hasta ahora parece que Microsoft se había sentido a salvo en su continente del Escritorio (Windows) y las aplicaciones empresariales (Windows, Directorio Activo, Office…), donde no tiene rival. Pero lentamente ha ido viendo como el mundo del software se ha desplazado del desktop al mobile restando importancia a ese dominio, y ese movimiento puede dejarles fuera en cuestión de años si no consiguen tomar peso en dispositivos móviles y servicios (SaaS, PaaS e IaaS).

Derrota tras derrota

Por un lado Microsoft ha pasado 10 años presentando tablets, pero no ha conseguido, ni de lejos, los buenos resultados de Google y Apple. Se puede discutir el por qué (3G, ARM, baterías, control sobre el hardware, ecosistema de servicios y contenidos…), pero el problema final sigue siendo que Microsoft no ha tenido un tablet competitivo.

Igualmente la gente de Redmon ha estado produciendo los inusables Windows Mobile, mientras Nokia con su Symbian o RIM con Blackberry se comían el pastel. Y por si fuera poco, todos han sido finalmente arrinconados por Google y Apple a base de sinergias entre servicios Cloud (Google) e interfaces y hardware familiares (Apple). A toro pasado entiendo que sin capacidad para esas sinergias, Palm (luego absorbida y abandonada por HP) estaba condenada, y por eso también sospecho que Amazon acabará claudicando tarde o temprano al no disponer de un sistema para desktop o servicios interesantes para los usuarios, más allá de sus tiendas.

Microsoft llegó tarde a la fiesta de internet, pero supo ganar la guerra de navegadores de AOL y Netscape. Aun así fue una victoria pírrica: el producto era malo (IE 4, 5, 6) y fue superado a las primeras de cambio por nuevos jugadores: Firefox y Chrome. Y con ese producto tan malo y una presencia en servicios de internet reducida esencialmente a Hotmail y Messenger, fue tomado por sorpresa por la nube de Amazon (AWS), el buscador y correo de Google, y docenas de startups: Myspace y Facebook (MSN), Wikipedia (Encarta), Skype (Messenger), etc.

El escenario

Así que con este panorama, supongo que debió ser evidente para Ballmer y compañía que había que tomar medidas drásticas. Y las tomaron.

Microsoft aprendió de cada amarga derrota y asimiló algunas cosas: la importancia de las sinergias de un ecosistema, diseño, apertura, desarrolladores, movilidad, interfaces… Cosas que ha ido cociendo a base de montañas de dinero y talento durante los últimos 3 años… con mayor o menor éxito en determinados casos.

Los “ingredientes” de este plato que tengo en mente son múltiples, y se enfocan a todos los mercados que se me ocurren: corporativo, equipos distribuidos, autónomos, colegios, estudiantes, desarrolladores, padres, hijos, adolescentes… Los que más interesantes me parecen en este “desembarco” con los siguientes:

Exchange Online, el correo corporativo en versión SaS. Un servicio de correo como dios manda, si has probado las alternativas.

Lync Online, el servicio de teleconferencia (audio, video y chat) en versión SaS. Similar a Skype. Para mi gusto un poco flojo en funcionalidad, pero estupendo para entornos corporativos.

SharePoint Online. Una plataforma online de colaboración con muchas vertientes: educación, intranet, wiki, blogs, almacenamiento, edición de documentos, automatización de procesos, inteligencia corporativa… Mejorado a marchas forzadas desde el 2007 y que parece que va a tener una versión 2013 muy golosa.

Live ID, una manera de tener un identificador único en todos los productos Microsoft.

Azure, esencialmente un CPD virtual, pero también un servicio de hosting, de almacenamiento masivo, distribución de medios, de Directorio Activo o de bases de datos (Azure SQL). De nuevo todo en la nube.

SkyDrive. Sincronización de archivos entre dispositivos, entre otras cosas. También permite edición web y compartición de archivos entre otras cosas… algo similar a Google Drive o Dropbox, pero mucho mejor en mi opinión.

Outlook.com email personal para reemplazar la mala prensa (y el desastroso diseño) de Hotmail. Aún le queda un trecho por recorrer, pero es un buen comienzo.

Por si fuera poco también están las versiones web de Office, la plataforma Xbox para películas, juegos y música en dispositivos de todo tipo, y Windows Phone 8 a las puertas con unas cuantas promesas interesantes y unas tripas e interfaz bien pulidos.

Y por supuesto, como desarrollador, tengo mucho interés en las herramientas de desarrollo: Visual Studio 2012, TypeScript, TFS (su Preview online) con integración GIT, apoyo al código abierto con Codeplex (viejo pero bien vivo), y cosas como Modern UI en todos lados, Kinect (que estoy deseando ver como control de un Windows 8), o Surface como Tablet oficial y bajo control.

Y no nos olvidemos del hardware. La posibilidad de ejecutar Windows sobre ARM que quizá, debido a su bajo consumo, es lo que necesitaron los Tablet para despegar desde un principio.

El futuro

Creo que todas estas son buenas razones para esperar unos tiempos la mar de interesantes en todos los frentes, y estoy deseando ver qué pasa y cómo reaccionan competidores y mercados. Ver qué falla y que arrasa, y por supuesto qué más se saca todo el mundo de la manga.

Creo que de momento hemos visto movimientos masivos de tropas hacia la costa (Operación Neptune si seguimos con el símil de los Aliados) y como desarrollador lo noto en forma de presentaciones, anuncios, actualizaciones de productos y servicios, que dejan claro que todo está convergiendo, y que Windows 8 va a ser algo más que un nuevo sistema, va a ser la culminación de una estrategia que se puso en marcha hace años.

Ahora habrá que esperar a ver qué pasa. Pero el viernes, comienza el desembarco.

PD: Este artículo ha sido escrito en la última trial de Windows 8, la tercera versión que instalo en este equipo, tras las Developer y Customer Preview. Y por supuesto, con Office 2013 Preview.

Anuncios