12 días de iPad 2

Esta navidad, en lugar de Papá Noel, ha sido el banco quien me ha “regalado” algo: un iPad 2 de Apple.
Antes de seguir debo aclarar que no me considero fanboy de ninguna empresa o tecnología, aunque muchos así lo crean. Algunos piensan que soy fanboy de Palm porque sus PDA, teléfonos y tablets me parecían los mejores hasta que fueron asesinados por HP. Otros creen que bebo los vientos por Android porque tengo uno y me parece en conjunto la mejor plataforma disponible a día de hoy para la mayoría de la gente. En general me señalan con el dedo antiMicrosoft por mi tendencia a considerar muy buenos sus productos (siempre con algunas reservas) y por las ganas que tengo de echarle el guante a un Windows Phone maduro. Y aunque me han llamado antiApple he recomendado más de una compra de productos de Apple a varias personas.
En fin, que no me caso con nadie. Y Apple no es la excepción.
A lo que íbamos.
Tras tener claro que necesitaba un tablet para leer documentos word, power point, excel y pdf, así como una herramienta para redes sociales, correo y navegación. Y tras tener claro que necesitaba algo más portable y usable en movimiento que el netbook que tengo, y más grande y potente que el móvil, me decidí a adquirir algun tablet que pudiera servir para esos propósitos al menor precio. Dado que un banco tenía una promoción donde regalaban el iPad 2 y yo quería cambiar de banco, no me lo pensé dos veces.
Ahora que llevo una semana de uso intensivo, supongo que puedo comentar algunas cosas que no se suelen leer en ningún sitio sobre el aparato.
En primer lugar, la versión “barata” es decir, sin 3G, no lleva GPS. No es algo que me importe pero quizá es bueno advertirlo.
En segundo lugar, no trae absolutamente ningún extra. Nada de nada. Ni auriculares, ni tapa, ni protectores de nada… Tan solo un transformador de red eléctrica a USB y un cable con un conector Apple en un extremo y un conector USB en el otro. Y aquí hay un detalle importante: solo se puede cargar el aparato con el adaptador de Apple o con un puerto USB de un Mac. Si se intenta usar el puerto USB de otro aparato que no sea Apple, el aparato no se cargará. Y no, no se trata de un problema técnico sino una de las gracietas de Apple para sacar cuartos, así que ojo.
En tercer lugar, el aparato se cuelga y se reinicia de vez en cuando. Por el momento, sin instalar nada raro ni hacer jailbrakes, ya llevo un par de estos reinicios.
Por ultimo, la cámara no es mala no. Es lo siguiente. Parece increíble que una cámara de 5 megapixel saque unas fotos similares a la peor cámara de 2 megapixel que haya visto. Así que quien esté pensando en usarla a menudo, que mire mejor un tablet de Samsung o Sony.
Dicho esto, comentaré que es un aparato muy satisfactorio de usar. No es demasiado pesado, se siente sólido, responde bien y tiene aplicaciones para todo, aunque sean de pago (unos pocos euros no son nada, no pirateéis que os conozco).
Desgraciadamente el tema de la compatibilidad y la interconectividad no es el punto fuerte del aparato, teniendo que soportar algunas lagunas a la hora de usar por ejemplo calendarios de Google o meter vídeos en el aparato. Aun no me puedo creer por cierto que retiraran el Vlc player de iTunes, y no es raro que retiren aplicaciones que puedan ser molestas para Apple (hola monopolio y abusos anti usuario).
En cualquier caso, pasando por caja parece que puede conseguirse un aparato más flexible.
Hablando de flexibilidad, la multitarea del sistema no es real, es una cosa un poco extraña que dificulta mucho el uso de varias aplicaciones y pasar de una a otra puede hacerse engorroso. Pero para hacer monotarea estricta está muy bien. Ah y al escribir sigo echando de menos un botón físico para mover cursores de manera fina, el método elegido por iOS es un tanto lento y engorroso.
La batería me dura menos de un día y medio. Bien es verdad que le doy bastante caña vía Bluetooth, wifi, lectura y música, pero esperaba al menos un par de días de autonomía después de tanto hype sobre el aparato.
Así que en definitiva, creo que es un aparato muy satisfactorio, muy limitado y bastante más caro de lo que debería. Pero si te sobra la pasta y tienes un Mac o un IPhone, o si te lo regalan, puedes darle mucho uso. En cualquier caso, para hacer algo más que navegar y leer, no reemplaza a un portátil de 300€ con Windows 7 ni de lejos.
Ah y mientras escribía parte de esto, un par de chavales comentaban en alto lo alucinante que es este aparato. Un detalle un tanto irónico ¿verdad?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s