Pilas LSD. No más baterías incompatibles

Soy fan de las cámaras de fotos con pilas desde hace años, cuando las baterías recargables propietarias no eran una opción demasiado buena. Al ser las cámaras digitales un elemento que consume tanta energía (piezas móviles, flash, grabación de datos…) y al usarlas en entornos donde no  suele haber enchufes para recargar nada, suelo preferir este tipo de cámaras. Por otra parte siempre me ha gustado el poder usar estándares (USB, minijack 3.5…) y resulta que el formato AAA de las pilas es uno de los mejores ejemplos de algo estándar: puedes encontrar unas pilas de este formato en casi cualquier tienda del planeta y lleva con nosotros desde que tengo memoria.

Por supuesto, aunque el formato es estándar, la tecnología que usan las pilas AAA ha ido avanzando con los años, desde las de Carbón-Zinc, pasando por las alcalinas con metales pesados y un solo uso, hasta las recargables de Níquel Hidruro Metálico (NiMH) de alta capacidad (2750 mAh). A cada paso se han ido mejorando las prestaciones y finalmente, de mano de Sanyo, aparecieron un nuevo tipo de pilas que son las que disfruto ahora: las pilas de baja auto descarga (Low Self Discharge) o LSD. Estas pilas prometen (y cumplen) el mantenerse cargadas durante un largo periodo de tiempo, que era el principal problema de las pilas recargables normales. Esta tecnología permite que cargues las pilas y las metas en un cajón hasta que las necesites, seguro de que van a estar listas para usarse, con una tasa de descarga muy baja, pero además con un muy buen rendimiento general, como he podido comprobar.

Cuando compré mi cámara Pentax KX una réflex digital tanto de inicio como avanzada, el paquete incluía de regalo unas pilas Eneloop de Sanyo, las primeras LSD que he probado, y su rendimiento ha sido tan bueno (miles de fotos sin una sola recarga en el mejor caso), que no he dejado de buscar más pilas de esta marca. Lamentablemente parecen bastante difíciles de conseguir y no he llegado a verlas en ninguna tienda física española cercana. Gracias a esa disponibilidad tan baja, me tuve que poner a buscar alternativas y ahí es donde supe que la tecnología LSD no es exclusiva de Sanyo y que además de existir LSD de otras marcas, es probable que las Duracell Active Charge sean unas Eneloop reetiquetadas. Ambos modelos tienen las mismas características de amperaje, aspecto y están fabricadas en Japón y ambas mencionan una tasa de descarga muy baja manteniendo en torno al 85% de la carga al cabo de un año. Perfectas para mantener dos juegos de pilas, uno en la cámara y otro en el cajón, siempre seguro de que vas a poder usarlas en cualquier momento.

Así que bien entrado el siglo XXI, tenemos un formato de batería o si preferimos un nombre más moderno, “célula de energíaestándar, recargable, con capacidad de estar almacenada un año y seguir siendo perfectamente útil y con visos de seguir evolucionando a quien sabe qué. Todo un logro.

Para los interesados, comentaré un par de consejos de la OCU mencionados en algunos de sus estudios:
1.    Las pilas recargables deberían usarse siempre en “grupo” y para el mismo aparato. De esta manera las sometemos siempre al mismo ciclo de carga/descarga.
2.    Los cargadores rápidos acortan la vida de las pilas. Uno de 8/12 horas mejorará el desempeño de las pilas.

Por último quiero mencionar las pilas de Litio, que son unas pilas de GRAN duración (algo como el doble o triple de las Eneloop), mucho más que cualquier otra existente en el mercado, y que curiosamente son increíblemente ligeras, lo que reduce considerablemente el peso de nuestros aparatos. Más caras sí, pero que nos podría interesar llevar si no vamos a tener enchufes cerca en una temporada.

PD: Veo que no soy el único que adora las pilas AAA.

Anuncios

Un pensamiento en “Pilas LSD. No más baterías incompatibles

  1. El otro día vi en un comercio unas pilas recargables Panasonic Infinium. Me llamó la atención tanto el precio, algo mayor que las recargables habituales, como la promesa de que se mantenían cargadas hasta un 85% de su capacidad durante un año y que aguantarían hasta 1200 ciclos de carga y descarga. Ahora al leer esta entrada me ha venido a la memoria y, aunque en el sitio de Panasonic no mencionan la tecnología LSD, por lo que mencionas es casi seguro que estas también funcionan con esa tecnología.Así que ya tienes otra marca y modelo de pilas que te pueden servir si no encuentras las Sanyo.– WayfarerP.D. Yo soy más de las AA 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s