Libros de iniciación a reflex digital

Con la reciente adquisición de la réflex Pentax K-X he tratado de ponerme al día con el tema de la fotografía con réflex digital a base de práctica y teoría. Anteriormente ya me las había visto con réflex analógica y fotografía digital, tanto a nivel práctico (10000 fotos) como teórico (Manual de fotografía avanzada), pero dado que el paso a réflex es en efecto un gran paso, me dispuse a documentarme de nuevo. En esta ocasión la visita a la biblioteca me reportó dos libros con buena pinta, “Manual de fotografía digital SLR” de John Freeman y “Consigue las mejores fotos digitales” de Mikkel Aaland. Ambos libros se dedican a mostrar a los nuevos usuarios de réflex las técnicas fotográficas que pueden aplicarse con una DSLR, los accesorios disponibles, y multitud de buenos consejos sobre realización de fotografías y su tratamiento, así como los cuidados adecuados para los aparatos.

Sobre “Consigue las mejores fotos digitales” de Mikkel Aaland debo decir que se trata de un libro bastante completo y exhaustivo que sin embargo resulta tremendamente aburrido debido principalmente a la técnica de escritura del autor. Además el problema se ve agravado por el uso de fotografías bastante pobres en forma y contenido (fotos de la familia de vacaciones…) y con poco o ningún procesado, lo que ocasiona que sean imágenes muy poco resultonas. Quizá también se pueda acusar al papel y tintas de la edición de ser de peor calidad de lo deseable pero creo que frente a las fotos y la literatura es un detalle menor.

Estoy más contento con “Manual de fotografía digital SLR” de John Freeman precisamente porque el estilo narrativo es mucho más práctico y directo, con mejor redacción y más moderno, lo que hace su lectura muy amena y ligera. Desgraciadamente también es un libro mucho más superficial, y aunque eso facilita su lectura, se echa de menos más de detalle en muchos aspectos. Gráficamente sin embargo es una maravilla, y el autor hace alarde de una técnica y procesados magníficos que inspiran a cualquiera.

En general creo que son dos libros recomendables, y que es mejor coger algún libro de este estilo antes de lanzarse a la piscina DSLR, que seguir consejos por internet, dado que se trata de obras mucho más completas y docentes.

Anuncios

Cuatro semanas de Pentax K-x

Ahora que llevo 4 semanas (a ratos debido a mis nuevas obligaciones paternas) con la reciente réflex de Pentax, la K-x, he tenido tiempo de comprobar algunas cosas, unas específicas del modelo y otras generales en las cámaras réflex digitales. Y ahora que llegan las navidades, creo que puede ser útil dejar aquí mis impresiones por si alguien está pensando en comprarse una buena cámara, o para quien tenga curiosidad en este modelo en particular.

Video

El vídeo graba bien (HD de 720) y da opción de jugar con el objetivo para aumentar o reducir el campo y enfocar selectivamente como si de una cámara de cine se tratase.
Durante la grabación la cámara permite usar el estabilizador de imagen (que funciona bastante bien eliminando o suavizando el tembleque del pulso). Desgraciadamente el mismo estabilizador produce un ruido constante indeseable durante su funcionamiento, por lo que no creo que nadie vaya a usarlo si no dispone de otra fuente de audio para mezclar en un post-procesado del vídeo. En cualquier caso, para vídeos domésticos no creo que se necesite el anti-shake.

El micrófono capta muy bien todo lo que sucede alrededor, y lo hace con un sonido muy claro.

Prueba de pintura con luz usando una exposición de varios segundos con luz tenue de casa.

Baterías

Las pilas Eneloop de Sanyo (2000 mA) dan como poco para unos 400 disparos. Es lo que me han durado usando a discreción tanto el Live View (pantalla LCD en vez de visor réflex), como el flash y probando las posibilidades de edición y visionado de las imágenes en la propia cámara. Por supuesto hablo de disparos RAW+JPEG (genera y almacena tanto el archivo RAW [12 megas aprox] como el JPEG [5 megas aprox], juntos). Con otras configuraciones (sin RAW, sin abuso del flash, sin abuso del Live View…) la cantidad será mayor y de hecho en 4 semanas solo he cargado las pilas 2 veces incluyendo la carga inicial.

Las pilas alcalinas (las de Duracell al menos) duran bastante menos, unos 250 disparos. Usando igualmente el flash y Live View a placer.

Las pilas de litio especiales de alto rendimiento de Energizer que traía el pack, en vista de que las especificaciones que da Pentax para las recargables, son reales y deberían pasar de los 1000 y pico disparos tranquilamente sin despeinarse. Además, un dato curioso es que son mucho más ligeras que las pilas alcalinas o las recargables.

Los modos de disparo Bulb y HDR (2)consumen bastante batería, así que si se va a abusar de ellos (algo poco usual dado que son específicos para situaciones muy concretas) hay que tenerlo en cuenta.

Al ser pilas recargables lo que uso a diario, me he estado informando en la OCU y parece que lo ideal es usarlas y recargarlas en pares para someterlas a la misma vida y desgaste.

Imagen tomada de noche en un pasillo del Alcázar de Toledo para probar la exposición.

Disparando

Los modos automáticos de disparo están muy, muy bien, y acabas usándolos mucho, pero la gracia de la réflex está en tirar controlando los parámetros de la cámara y abusar de algunos tanto como puedas (enfoque selectivo con poca profundidad de campo, exposiciones largas…).

El agarre y los botones son muy cómodos aun teniendo unas manos grandes como las mías. No me esperaba que fuera tan cómoda de manejar incluso con una sola mano, ni que fuera en la mayoría de ocasiones, bastante más cómoda que una compacta.

La velocidad de disparo me encanta y te permite capturar el momento justo que desees. Se alcanzan casi 5 fotos por segundo en disparo continuo o si lo prefieres usando el enfoque manual y un dedo rápido en el disparador.

El video HD (1080×720 a 24 fps) permite extraer imágenes a tamaño y calidad decentes para diversos usos (fotos normales, web…) por si necesitas no perder detalle de algo. Ahora que tengo un bebé he tenido ocasión de comprobarlo, dada la cantidad de muecas que hace. Solo tengo que grabar un rato y luego seleccionar el fotograma que me interese en vez de intentar captar una mueca en particular con el dedo en el disparador.

He notado que la gente que odia las fotografías es más receptiva con la réflex. Creo que al ser una cámara más visible (no hay sorpresas) y con la que salen mejores retratos (que además se previsualizan mejor por el tamaño y calidad de la pantalla LCD), hacen que la gente esté más tranquila, confiada y dispuesta a ser fotografiada. Quizá también pueda haber algún tipo de efecto de autoridad porque parece una cámara más profesional.

Gracias a la velocidad de la cámara y la estabilidad que ofrece el manejarla a dos manos, la gente que no tira fotos, las tira mejor. Ahora cuando pido que me hagan una foto, es difícil que salga movida. De hecho parece que es difícil sacar a alguien con los ojos cerrados. Aunque los muy legos (gente mayor y muy ajena a la tecnología) siguen cortando cabezas en las fotos.

Algunas personas me han peguntado si se puede hacer astrofotografía, y el modo de exposición Manual con opción Bulb indica que sí es posible, aunque no cuento con adaptador para telescopio para probarlo adecuadamente y solo he podido probar a disparar en cielo de ciudad, con resultados que indican que podría ser una cámara adecuada para el trabajo.

Fotografía HDR de una caja de metal con una sola luz tenue.

Archivos

El resultado de una imagen RAW procesada al gusto con las herramientas que trae la cámara es bastante impresionante aunque aun tengo que probar algo más completo como Lightroom o Phase One.

El formato de vídeo, por alguna razón, no lo lee mi versión de VLC, pero sí lo hacen tanto el Windows Media Player de Microsoft como el Quick Time de Apple, o los programas de generación de vídeo para DVD que he probado como el DVD Flick.

La facilidad para tirar fotos es peligrosa si también está presente el síndrome de Diógenes digital. Puedes acabar con un disco duro lleno de pesados archivos RAW si te descuidas. Yo he dejado de tirar con RAW a 12 megas puesto que con 10 megas y el JPEG me sobran calidad y posibilidades de edición, aunque no descarto usar RAW en ciertas ocasiones.

Se necesitan menos fotos para obtener mejores resultados que con una compacta. Eso ayuda a aliviar lo antes mencionado del síndrome de Diógenes, pero hay que ser consciente de ello y hacer un esfuerzo para dejar el dedo quieto y el ojo atento a la ocasión. Por suerte el LCD, al ser grande y de calidad, ayuda a borrar bastante morralla antes siquiera de pasarla a un ordenador.

Fotografía con luz tenue (lampara en la zona superior de la imagen) de mi mano y una misma toma usando el HDR para comparar.


Transporte

La bolsa que traía el pack, en principio me pareció aparatosa, pero una vez que te la echas encima es muy cómoda y ligera, así que no voy a adquirir ninguna adicional, al menos de momento. La única pega que pondría es que no es hermética (nada de cremallera, solo velcro) y algo voluminosa para mi gusto.

La cámara en sí es bastante más pesada y voluminosa que una compacta y llevarla al cuello es incómodo a la larga. Me gustaría encontrar alguna solución barata que me permitiese mantenerla a mano sin guardarla en la bolsa.

Prueba de astro fotografía con exposición de 30 segundos en cielo de ciudad.

Sorpresas

Me he dado cuenta hace poco (todavía no me he leído el manual) de que la cámara permite realizar fotografía HDR. La manera en que lo hace es realizando varias fotos seguidas y procesándolas en el momento para generar una imagen de alto rango dinámico. No he podido hacer demasiadas pruebas pero el resultado me gusta.

La cámara organiza las fotos en la tarjeta de memoria en carpetas que siguen un orden secuencial diario e incluyen la fecha (100_3011, 101_3011, 100_01_12…). Es decir, que la organización de las fotos es mucho más sencilla que con los sistemas que conocía anteriormente.

-O-

En resumen, estoy realmente contento de mi compra, y le estoy dando un buen uso que agradecen tanto los abuelos, encantados con las fotos de la nieta como yo mismo dado el resultado y facilidad de uso. Solo echo en falta la posibilidad de grabar vídeo en alta velocidad (>40 fps) para hacer alguna tontería en slow motion, pero por lo demás no puedo estar más satisfecho con mi nuevo juguete.