Evolucionando a réflex digital

Hace unos días recibí de Pixmania mi último pedido: una cámara réflex digital, modelo Pentax K X. El paquete traía el cuerpo, un objetivo 18-55 mm, 4 pilas Sanyo Eneloop con cargador, 4 pilas de litio de alto rendimiento, correa, bolsa de trasporte, cable de conexión USB y una tarjeta SDHC de 4 GB.

Se trata de un modelo que está orientado a la iniciación en el mundo réflex y al amateur que ya tiene experiencia pero quiere algo más serio. Las características que la hacen especial en este momento son tres: precio (641€ TODO incluido), uso de pilas AA (las recargables actuales son fantásticas y hay específicas de alto rendimiento mejor que cualquier batería) y video HD. Por supuesto también cuenta con las características ya habituales en una réflex: Live View, controles exhaustivos de cada parámetro de la cámara (obturación, apertura, exposición…), enfoque manual, estabilizador en cuerpo, etc…

No entraré más en detalles técnicos puesto que ya se han hecho multitud de análisis de este modelo, que me han servido para decidirme por ella y no por una Canon EOS 500D a la que le tenía echado el ojo también. Lo que si me gustaría comentar es que mejoras se notan al pasar de usar una cámara digital compacta como es mi fiel Pentax Optio S50 o algunas otras que he probado (variedades Sony y Olympus modernas), a una réflex digital (DSLR).

El paso a réflex digital se traduce en una serie de mejoras que solo son útiles si sabes lo que estás haciendo, y esto lo advierto porque ya conozco a 2 personas con réflex que no saben ni lo mínimo de cámaras o fotografía digital para usar una réflex (distancia focal, RAW), ni tienen intención de usar objetivos diferentes al 18-55 mm que traía el pack por defecto. Volviendo al tema, estas mejoras son esencialmente dos:

  1. Velocidad. Esta réflex se enciende, enfoca y dispara en un parpadeo, muchísimo más rápido que cualquier compacta y más rápido de lo que esperaba. Esto permite que puedas hacer la foto en el momento justo que desees y que no tengas que detenerte a encender la cámara para hacer una foto, por lo que podrás hacer tantas fotos como antes, pero sin que tengan que esperarte. Y eso por no hablar del modo ráfaga para tirar casi cuatro fotos por segundo.
  2. Control. La réflex te permite controlar cualquier parámetro, y si sabes usarlo en tu beneficio puede mejorar espectacularmente tus fotos al conseguir exactamente la imagen que deseas en la manera en que deseas. Con esto estoy hablando no solo de los parámetros propios de la cámara como el enfoque, la distancia focal o la obturación, sino del “revelado digital” de los RAW, del cual ahora que lo he probado puedo decir que es pura magia.

Esta cámara tiene además la ventaja de contar con video HD que es algo poco común en las réflex hasta ahora, y que me permite grabar buenos vídeos para montar y ver a buena calidad en una tele Full HD o grabar un vídeo y luego extraer fotos del él aprovechando los 24 fotogramas por segundo que captura.

Debo decir que las razones para comprar la cámara ahora y no antes o en las rebajas de Febrero, eran 2, la primera esperar el momento en el que hubiera video HD a un precio decente, y la segunda es la inminente llegada al mundo de mi hija, para la que deseaba contar con una herramienta decente para montar un bonito álbum familiar.

Por supuesto no todo es a mejor la evolución a réflex. Ahora tengo que preocuparme por mantener en condiciones y a salvo un equipo relativamente caro mientras que las roturas o pérdidas de la vieja compacta no me preocupaban en absoluto. Y no recordaba lo pesada que es una cámara réflex colgada al cuello, así que mi cámara de “diario” seguirá siendo mi Sony Ericsson K800i, que no hace mal servicio y cabe en el bolsillo.

En cuanto a complejidad, debo decir que esperaba que la curva de aprendizaje fuese mayor, pero sin abrir el manual he podido usar a mi gusto casi todas las opciones de la cámara simplemente poniendo un poco de interés en probar, lo que dice mucho a favor de Pentax. Aunque aun tengo que comprobar que ciertos ajustes son realmente los que quiero, especialmente en cuanto a vídeo, puedo decir que se puede usar la cámara correctamente desde el primer día.

Por supuesto a partir de ahora queda un largo camino para conocer a fondo la cámara, y experimentar con los antiguos objetivos (2) de la Olympus OM-1 de mi padre, y para aprender el noble arte del procesado de los archivos RAW, pero espero divertirme bastante haciéndolo.

Para los curiosos, esta imágen de muestra para comprobar el control de apertura para el desenfoque selectivo. No está hecha a máxima resolución ni procesada.

PD: Acabo de darme cuenta de que los gadgets más satisfactorios que tengo empiezan por P y acaban por X: Palm TX, Pentax KX… 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s