Libro: Guía de supervivencia para padres

Como futuro padre, la falta de tiempo está empezando a notarse, y el blog lo paga, claro. Pero también se nota en el tema de esta entrada, el libro de Scott Mactavish que trata de echar una mano a padres novatos como yo. Con un tono jocoso y muy de broma, el autor (que no es ningún médico ni similar, sino padre y escritor) ofrece a los colegas de género una serie de valiosos consejos para abordar la paternidad primeriza de la manera menos traumática posible. Aunque avisa que todo cambia y que no va a ser fácil.

El libro trata más o menos desde un mes antes del nacimiento hasta el primer año, y aunque está lleno de humor, no deja de ofrecer una lista extensa de consejos e información útil, que podría resumirse a grandes rasgos en dos reglas básicas:

  1. Don’t Panic
  2. Preocúpate y apoya a tu mujer al 110%

Creo que son buenos consejos y por ello recomiendo a los padres primerizos que le echen un ojo, como mínimo para ponerse en situación antes del evento más importante de su vida.

Un par de extractos (PFC: madre, NVF: hijo/a) :

Alimentadas con la ayuda de la poderosa hormona sintética Pitocin, las contracciones de la futura PFC se aceleraran de una forma bastante parecida a la de un John Deere que arrastra bloques de cemento con la fuerza de un tractor. Mientras se producen las contracciones la PFC se sentirá como si el NVF se hubiera transformado en un alienígena enfadado. En este momento, la PFC, el médico, todos en general, hasta tu madre, pueden maldecirte. No lo tomes a pecho, no le digas “cariño” y ni se te ocurra reír. Es sorprendentemente fuerte en ese estado y puede atacarte como una cobra.

Cuando tu hijo se pone enfermo o se hace daño, te sientes impotente, incluso puedes caer presa del pánico, reacción natural e innata que es muy intensa, sobre todo las primeras veces que ocurre. Esos acontecimientos escapan a nuestro control y como hombres y guerreros nos destrozan el corazón. Mantén la cabeza fría, sigue las indicaciones del médico y lo más probable es que todo salga bien. El pánico no beneficia a nadie. Los pediatras se enfrentan con padres angustiados todos los días. Confía en ellos; tu NVF está en buenas manos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s