Libro: El fantasma del ingeniero ejecutado

Título: El fantasma del ingeniero ejecutado. Por qué fracasó la industrialización soviética.
Autor: Loren R. Graham
Editorial: Crítica

Cogí este libro sobre todo porque:

  1. La portada (de tapa dura y diseño cuidado) resaltaba con ese color feo.
  2. El título incluía palabras que no esperaba ver juntos: “ingeniero” y “fantasma“.
  3. El autor es catedrático de historia de la ciencia en el sacrosanto MIT.

Tras una lectura rápida de la contraportada, decidí darle una oportunidad y aunque no es que nos encontremos ante un obra fantástica, si que puedo decir que no me arrepiento en absoluto de haberlo leído. El libro narra de manera amena la historia del ingeniero de minas Peter Palchinsky (1875-1929) para ilustrar el proceso de revolución y fracaso del sistema industrial de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y la gran responsabilidad del régimen totalitario de Stalin en el proceso.

El autor va mezclando la historia personal de Palchinsky, al parecer un magnífico ingeniero y convencido socialista (amen de otras cosas algo más extrañas), con la historia de la URSS desde la revolución hasta Gorbachov con su perestroika. Además analiza a nivel general diferentes megaproyectos rusos como muestras ejemplares de la mutación (maligna) sufrida por la política e ingeniería soviética tales como el Canal de Mar Blanco (Belomorstroi), la Presa de Dniéper o Chernóbil dentro de la política energética rusa.
Al finalizar el libro, uno acaba con una sensación de derrota a gran escala de la razón ante la política y la ideología, de haber leído un triste análisis de como una revolución con las mejores intenciones y el apoyo popular de una nación rica en recursos puede derivar, gracias a unos poco políticos e intereses partidistas, en la destrucción y represión de generaciones enteras de personas necesarias para el país, y de como se puede mutilar intelectualmente durante decenios una nación.

Si no he entendido mal el libro, Palchinsky era un tecnócrata y un humanista, que deseaba ver como los ingenieros tomaban las riendas del estado para hacerlo mejor que los políticos de carrera, pero acabó siendo ejecutado por estos a la vez que personas con formación científica y técnica tomaban las riendas del poder solo para terminar haciendo un trabajo desastroso debido tanto a la inercia del sistema como a la pésima formación económica y política que tenían. Y sin embargo resulta evidente que si se hubiera hecho caso a las advertencias de este ingeniero ejecutado en cuanto a mejorar las condiciones de vida de la mano de obra, su formación y la generación de pequeña industria en contraste con los proyectos publicitarios a base de esclavos que realizó Stalin, otro gallo les cantaría.

En resumen este libro es muy recomendable para interesados en la técnica y su aplicación social, o políticas de índole industrial (energía, fábricas, etc).

Como curiosidad, comentar que en muchos pasajes me ha recordado la manera de dirigir proyectos  de software en muchas empresas españolas grandes, es decir: construir algo que no se necesita, por fines políticos y publicitarios, con la mínima información, con la mitad de tiempo y recursos e ignorando las advertencias de los técnicos sobre el terreno.

Algunos extractos del libro:

Más que un accidente, sería preferible considerar que la explosión de Chernóbil fue la consecuencia de una serie de decisiones políticas. La energía nuclear es inherentemente una tecnología peligrosa, en cualquier país donde se utilice, y la antigua Unión Sovietica no es el únicao que haya tenido accidentes nucleares ni que haya corrido riesgos. Sin embargo, la política soviética sobre energía atómica convertía a una industria peligrosa en algo terrorifico.

[En la construcción del Canal del Mar Blanco] Operaban bajo condiciones de inimaginable crueldad; aproximadamente doscientos mil de ellos murieron en menos de los dos primeros años de obras, a una media de diez mil al mes.

Escribiendo en 1922, Palchinsky criticaba rigurosamente la propensión de los bolcheviques a las empresas
gigantescas: la fe de los dirigentes en que los mejores medios siempre serán los más grandes. Se lamentaba de una ideología que consideraba reliquias del pasado la pequeña industria, los talleres, los trabajadores manuales y los artesanos. Preguntaba retóricamente: “¿Es posible construir locomotoras, buques trasatlánticos, puentes y gigantescas presas hidráulicas en los talleres pequeños o en los centros de manualidades? Desde luego que no. Pero ¿necesitamos fábricas gigantescas para disponer
de buenos botones y de buenos calcetines, de material de oficina, de servicio de mesa, de ropas, etc.? Desde luego que no.” Hizo un alegato a favor de la combinación simbiótica de toda clase de industrias y talleres. La Unión Soviética, advirtió, debía tener un objetivo que fuese más allá de crear una industria pesada.

[Palchinsky ] señalaba que las empresas de tamaño mediano y pequeño a menudo presentaban ventajas sobre las grandes. Muchas veces es más fácil sustituir la maquinaria en las instalaciones de pequeño tamaño. La supervisión suele se más fácil y exhaustiva. Quienes trabajan en plantas pequeñas y medianas suelen comprender mejor los objetivos últimos de la empresa. Las plantas pequeñas, sacaba la conclusión, tenían la ventaja psicológica de que normalmente todo el personal se sentía interconectado de manera orgánica.

Anuncios

Un pensamiento en “Libro: El fantasma del ingeniero ejecutado

  1. Pingback: Libro: Sapiens. De animales a dioses. | jbolano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s