Libro: Mi jefe es un psicópata

Libro: Mi jefe es un psicópata. Por que la gente normal se vuelve perversa al alcanzar el poder.
Autor: Iñaki Piñuel y Zabala.
Editorial: Alienta.

Encontré este libro, como la mayoría de las cosas que leo debido no tanto a la falta de dinero como a la de espacio, en la biblioteca al lado de casa. Lo que me llamó la atención en primer lugar fue el titulo, por supuesto, pero en cuanto lees la contraportada u ojeas alguna de sus páginas queda claro que no es un libro de humor chorra como “El jefe y tú” o sarcástico como “Los Ejecupijos”, sino que nos encontramos ante una obra divulgativa que da un repaso a las personalidades psicopáticas: desde el psicópata nato que nació tal cual y tiene un jardín lleno de restos humanos, hasta el psicópata funcional que resulta ser una persona tan normal como cualquier de nosotros, pero que debido a un cúmulo de circunstancias ambientales se comporta de la misma manera en que lo haría un psicópata.
Lo primero que me sorprendió en el libro es que el autor comenta que la distribución de características psicopáticas sigue la forma de una típica campana de Gauss. Es decir, que la mayoría de gente tiene (o tenemos) algo de psicópata pero algunos tienen demasiado marcadas esas características, y es a estos últimos a los que denominamos psicópatas. A partir de ahí el libro va desgranando la personalidad típica de un psicópata (su frialdad emocional, falta de empatía, su capacidad de manipular…) y nos muestra como pueden engañar y muy a menudo engañan a todo el mundo, pasando no ya por un buen vecino, sino por un excelente perfil de directivo a ojos del departamento de recursos humanos (o mejor: departamento de personal, como defiende el autor por buenas razones) al confundir su instinto criminal y ausencia total de escrúpulos con características directivas clave como liderazgo, asertividad, etc.
Continuando con una clara dirección, se nos habla del psicópata nato en un ambiente laboral, en puestos de poder políticos y sus técnicas más tóxicas para hacerse con el poder y destruir a quien se interponga (casi cualquiera que asome la cabeza), para más adelante ir adentrándonos en la posibilidad real de que un contagio de la psicopatía a nivel laboral, la estremecedora posibilidad de que determinados tipos de organización, incentivos o directivas internas perviertan la moral humana, y la dificultad de observar el efecto de conversión al mal desde dentro, así como la imposibilidad de detenerlo o repararlo llegado a cierto punto. Pero no queda ahí la cosa, el libro termina hablando de la sociedad en general y de cómo determinadas características de las sociedades modernas (servicios de rescate, policía…) o pensamientos extendidos a todo nivel tales como la relatividad moral y cultural (justificación de actos por ser de otra cultura), la sobreprotección de los menores (ausencia de disciplina o figuras de referencia) o la aceptación de los supuestos económicos actuales (la mano invisible del mercado, la importancia de la competitividad y la orientación a resultados) conducen actualmente a cualquier individuo a desarrollar una anestesia emocional, un distanciamiento, y una ceguera moral que convierte a la sociedad en general en una sociedad de psicópatas funcionales, capaces de comportarse tan cruel y arbitrariamente en beneficio propio, que causa auténticos escalofríos. Tan es así que creo que es el primer ensayo serio que leo que me ha llegado a erizar el vello mientras lo leía.

La verdad es que es un libro de fácil lectura, tanto por la manera en que está escrita como por el claro propósito que tiene de alertar de un doble peligro. El primero, la alta probabilidad de encontrarnos con un psicópata en nuestro entorno laboral o personal (al parecer yo ya he conocido a una psicópata y posiblemente un par de elementos con mucha probabilidad de serlo), sino de la también alta probabilidad de convertirnos en mayor o menor medida en malas personas bajo ciertas circunstancias. Por todo esto, no puedo dejar de recomendar este libro a cualquiera interesado en la psicología humana, la moral y sobre todo personas que quieran ser buenas personas, pero por encima de todo, debo recomendar este libro a cualquiera que observe conductas poco éticas, moralmente indiferentes o decididamente malvadas en su organización.

Por otro lado, me gustaría comentar a nivel cinéfilo, que durante la lectura del libro no he podido evitar recordar algunas películas donde se expone de manera más o menos clara algunos de los temas tratados, en particular “Los elegidos” (Boondock Saints en versión original) donde directamente se habla de la “indiferencia de los hombres buenos” como raíz del mal que inunda la sociedad. Aunque dudo que la solución adoptada en la película fuese del agrado del autor. Por otro lado, me trajo a la mente el discurso del personaje Lee Adama en la serie Battlestar Galactica acerca de las reglas morales, las leyes y los linchamientos y el hecho de que si nos dedicamos a ir haciendo leyes a medida para determinada gente o evitamos juzgar a algunos como juzgaríamos a cualquiera, “dejamos de ser una civilización para convertirnos en una banda”. Esto último en referencia al uso del termino “gang” para referirse a los aliados o cooperantes del psicópata organizacional y que persiguen sus propios fines sin moral y sin reparar en el daño que producen a la organización o la sociedad frente a la que se comportan como un agresivo cáncer.

Como muestra del libro, dejo a continuación algunas perlas que dentro del contexto del libro me han dado bastante que pensar.

“Las víctimas se encuentran con un recurrente y persistente intento por parte de estos especialistas de averiguar en que forma y de que modo han fallado, no han hecho bien las cosas, no han sabido desarrollar recursos, habilidades, competencias, inteligencia emocional, etc., o por donde se les puede encontrar el “virus” con el que explicar el hecho de su responsabilidad o culpabilidad en el proceso que padecen, desde una personalidad vulnerable, dependiente, autorreferencial, inmadura, neurótica o inestable.
En este sentido, cualquiera que intente fundamentar en las víctimas la responsabilidad de la violencia que padecen incurre en la perspectiva propia de un perseguidor, completando el cierre de la representación cognitiva y social del grupo perseguidor contra su chivo expiatorio.

[…]

Hay que advertir que, de manera paradójica, no es la percepción de la culpabilidad de la víctima la que produce la indiferencia de los testigos mudos, sino al revés. Son la inacción y la paralización propias de un comportamiento pasivo e indiferente ante el mal y la injusticia los que, violando el imperativo universal de ayudar a quien necesita socorro, fuerzan al individuo a creer en la culpabilidad de las víctimas para, de este modo, reducir la disonancia cognitiva.
Se observa siempre que cuanto mayor es la indiferencia de los testigos, mayor terminará siendo, con el tiempo, su percepción de la culpabilidad de las víctimas por la vía de la reducción de la disonancia.
Una conclusión terrible de todo esto es que no es tanto la violencia la que produce la indiferencia de los testigos, sino que es más bien la indiferencia la que es causa de la violencia en espiral que se genera ulteriormente.

[…]

Pensar que el psicópata “es alguien como nosotros” es muy peligroso. Intentar convertirlo en un ser honrado y en buena persona puede resultar fatal.
Las capacidades de manipulación, de perversión y distorsión de la comunicación (únicas técnicas de supervivencia que el psicópata conoce) se han ido refinando y perfeccionando a lo largo de los años, alcanzando en el psicópata un grado de maestría incomparable.

También creo interesante y esencial transmitir la siguiente información del libro, pero por falta de tiempo, la pongo escaneada, y que nos da una serie de características muy útiles a la hora de identificar y catalogar a un psicópata en nuestro entorno:

 
 
  
 

Próxima reseña: ¿Qué es la PNL?.

Anuncios

3 pensamientos en “Libro: Mi jefe es un psicópata

  1. Acabo de leer tu post, despues de que comentaras el mio en el monomudo.com Solo puedo decir que describes exactamente de lo que estamos hablando. Tendre que hacerme con el libro, nunca se sabe cuando aparecera un nuevo sicopata laboral. Gracias por tu comentario.Saludos cordiales.Edu.

  2. Hola, acabo de leer este post. Estoy buscando información sobre los psicópatas funcionales, puesto que creo conocer a 2 sujetos, y la verdad me preguntaba si tendrían "cura". Me haré con el libro. Gracias.

  3. Pingback: Libro: The psychopath code. Cracking the predators that stalk us | jbolano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s