El Leñador Improductivo


Me ha encantado tanto esta historia que la fusilo entera desde Pymes y Autónomos.

“Había una vez un hachero que se presentó a trabajar en una maderera. El sueldo era bueno y las condiciones de trabajo mejores aún; así que el hachero se decidió a hacer buen papel. El primer día se presentó al capataz, quien le dio un hacha y le designó una zona.

El hombre entusiasmado salió al bosque a talar. En un solo día cortó dieciocho árboles. Te felicito- dijo el capataz – sigue así. Animado por las palabras del capataz, el hachero se decidió a mejorar su propio desempeño al día siguiente; así que esa noche se acostó bien temprano. A la mañana se levantó antes que nadie y se fue al bosque.

A pesar de todo el empeño, no consiguió cortar más que quince árboles. Me debo haber cansado – pensó y decidió acostarse con la puesta del sol. Al amanecer, se levantó decidido a batir su propia marca de dieciocho árboles. Sin embargo, ese día no llegó ni a la mitad. Al día siguiente fueron siete, luego cinco y el último día estuvo toda la tarde tratando de voltear su segundo árbol. Inquieto por el pensamiento del capataz, el hachero se acercó a contarle lo que le estaba pasando, y a jurarle y perjurarle que se esforzaría al límite de desfallecer. El capataz le preguntó:

¿Cuándo afilaste tu hacha la última vez? ¿Afilar? No tuve tiempo de afilar, estuve muy ocupado cortando árboles.”

Me ha recordado mucho a diversas ocasiones donde he observado el mismo problema de productividad que sufría el leñador, pero en versión informática, donde excelentes profesionales por diversas causas se han visto cegados o simplemente imposibilitados para dedicar el tiempo suficiente y necesario a “afilar el hacha” (aprender nuevas herramientas, refactorizar software o procesos, etc). Una pena que a menudo nos obcequemos (o nos obliguen) a seguir cortando árboles de la peor manera posible, y algo a evitar por todos los medios a nuestro alcance.

The Man From Earth


Hace un par de días pude disfrutar de magnífica película: The Man From Earth. El argumento es bastante “simple”: un profesor universitario a punto de dejar su trabajo e irse de la ciudad confiesa a sus amigos más cercanos que es un cavernícola de la edad de piedra y que lleva viviendo entre nosotros desde hace 14.000 años. Su amigos, profesores y doctores de diversas disciplinas reaccionarán de diversas maneras entre la incredulidad y la aceptación en lo que será una larga y extraña noche.

Con ese argumento, un guión que explora el tema al máximo posible, un elenco de actores no muy conocidos y ningún truco de dirección o efectos especiales (algo raro hoy día), me han conseguido enganchar completamente y por eso procuro recomendar esta película a quien pueda interesar.

Como punto curioso está que el director y co-productor pide donativos por Pay Pal a quien vea la película fuera de los EEUU, ya que solo está estrenada en ese país.

Para más información, hay una entrada en Microsiervos y se puede encontrar la película (en inglés) en cualquier red de P2P como Emule.

Herramientas para elegir colores web

Hoy, de nuevo me he vuelto a topar (tangencialmente) con la vieja historia a la hora de crear un sitio web, de tener que elegir los colores para el interfaz de la aplicación. Así que esta entrada en bitácora va para todos aquellos que alguna vez se han topado con esta problemática y que han tenido que lidiar con diferentes gustos y juicios, daltonismo (no yo, gracias a dios) y otras hierbas… y ya de paso me evito tener que buscar las herramientas de nuevo.

Bueno aquí van mis dos centavos en aplicaciones web para generar esquemas de colores compatibles:

1.- WellStyled. Mi primera elección, probada hace meses, pequeña pero matona.
2.- Yafla. Mucho más bonita que la anterior y quizá más cómoda que la anterior, la descubrí hoy mismo.

En cualquier caso hay otras opciones fácilmente localizables mediante Google (“combinar colores web” funciona bastante bien).