El huevo y el blog

Viendo esta foto he comprendido que hace muchos años, cuando era niño, mi padre me convirtió en un geek. Lo que mi novia denomina, gracias a su profesor de Lengua, “monstruito de ciencias” (1).

Nunca me había parado a pensarlo, pero existe una relación bastante evidente entre ese (o cualquier otro) huevo (2) y este blog.

Verás, mi padre nos enseñó a mi y a mis hermanos a usar un telescopio, nos mostró la Luna en verano y Orión en invierno, nos habló mucho de medicina (su trabajo) y biología, y nos enseñó en definitiva, cosas de “monstruitos de ciencias”. Una de esas primeras cosas que me enseñó y la primera, que recuerde, es que un huevo de gallina es una única célula, como cualquiera de las que componen la gallina después (plumas, músculo, sistema nervioso, organos…), o una persona adulta.
Se que en principio no suena nada impresionante, pero a mi se me quedó grabado sobremanera, hasta el punto de que es algo que siempre he recordado, y que ahora comienzo a conectar con otras facetas de mi vida. Como este blog.

Este blog de “cosas de geeks” (nombre matemático incluido) debe su existencia en gran parte a mi interés (y el de Von Kabinen) por las ciencias y la tecnología, algo que mi padre inculcó en mi, y yo adopté con alegría. Y uno de los episodios en lo que se marcó esa impronta en mi personalidad, uno de los puntos de inflexión de mi vida es, por absurdo que parezca, la revelación de mi padre sobre el huevo, que quizá me decantase por las ciencias a pesar de mi más que evidente interés en el arte (que acabó despuntando en mi hermano menor).

Un huevo de gallina es una célula, una de las más grandes (el huevo de avestruz es mayor) que existen y siempre me ha resultado fascinante pensar en lo monstruosamente enorme y desproporcionado que resulta en comparación con cualquier otra célula existente (3). No hay nada similar en el resto de la naturaleza, que yo conozca. Y además es algo primigenio en cuanto a que los dinosaurios ponían igualmente huevos y básico en cuanto a que todos los seres vivos son células o puñados de células.

Es asombroso los extraños caminos que toma la evolución. Y no menos extraños son los caminos que toma la vida de una persona.

En fin, no voy a alargarme, solo me gustaría que esta imágen y el texto que la acompaña os sirva de reflexión sobre las relaciones inverosímiles que existen y que marcan las vidas de los hombres.

Notas:
1.- Estúpido arrogante, serás el primero en ir al paredón cuando los geeks y nerds tomemos el control de esta civilización tan vil que no merece la existencia ni bajo sus propios estándares éticos.
2.- Cosas interesantes que se pueden hacer con un huevo, vía el Ministerio de Educación y Ciencia.
3.- Una gota de sangre contiene aproximadamente unos 5 millones de glóbulos rojos, de 5.000 a 10.000 glóbulos blancos y alrededor de 250.000 plaquetas, mientras que un huevo contiene una única célula.

Anuncios